Escucha esta nota aquí

La Presidenta Jeanine Áñez, anunció que desde agosto, se adelantará el pago del aguinaldo de la Renta Dignidad a los mayores de 60 años. El beneficio es bien recibido por el sector, pero advierten que no les resuelve su situación de desamparo en que se encuentran, aquejados por la pandemia del Covid-19 y la falta de recursos económicos.

“Estamos en una situación muy grave. Lo poco que tenemos lo estamos gastando en medicamentos y ya no nos alcanza. Independientemente de estos recursos del aguinaldo de la Renta Dignidad, lo que pedimos es que podamos tener otros beneficios como el bono Universal. Un bono extra para paliar la compra de medicamentos. Nuestra misma plata nos están adelantando”, dijo el secretario ejecutivo de la Confederación Nacional de Jubilados y Rentistas de Bolivia, Cristóbal Araníbar Álvarez.

Y es que, a decir del representante de este sector, las personas de la tercera edad, están completamente aisladas en sus casas y si quieren recurrir a los hospitales, no son atendidos debidamente.

Los jubilados del sistema integrado de pensiones también esperan discutir con el Gobierno un reajuste a sus pensiones.

Medicamentos

Por su parte, Orlando Orozco, presidente de la Federación de Jubilados de Santa Cruz, coincidió en que su sector precisa de un bono extra, por lo menos para la compra de medicamentos.

“Los jubilados no rechazamos ese aguinaldo adelantado desde agosto, porque no estamos libres de enfermarnos. El jubilado está enclaustrado porque es la persona más propensa a enfermar. Si se nos viene una enfermedad, los remedios nadie nos regala. Nadie quiere ir a los hospitales porque no hay garantías”, lamentó Orozco.

Recursos asegurados

El ministro de Economía interino, Abel Martínez, manifestó este martes, que los recursos económicos para el pago adelantado del aguinaldo de la Renta Dignidad para los adultos mayores están garantizados desde el Gobierno.

“Los recursos están asegurados. Provienen del fondo del pago de la Renta Dignidad. Es un fondo previsto y seguro. Vamos a necesitar alrededor de Bs 300 millones. Se están haciendo los esfuerzos máximos, viendo las necesidades de la gente adulta mayor para que se adelante este pago desde la primera semana de agosto”, señaló Martínez.

El beneficio llegará para 900 mil o a un millón de personas adultas mayores. Se trata de un pago de Bs 300 a los que se benefician de la Renta Dignidad y que tienen una jubilación. O de un pago de Bs 350 para las personas que solo tienen el beneficio de la renta dignidad.