Escucha esta nota aquí

La campaña de siembra agrícola de invierno registra un 49% de avance, según datos de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO). Se tiene previsto que se siembren 900.000 hectáreas de diferentes granos.

Julio Roda, presidente de la institución, indicó que los cultivos de trigo y sorgo han registrado una disminución en sus superficies sembradas.
De las 80.000 hectáreas de trigo y las 350.000 hectáreas de girasol que se tenían previstas sembrar, solo se han consolidado 65.000 de trigo y 100.000 de girasol, dijo Roda.

El dirigente atribuye al contrabando la disminución de la superficie sembrada de trigo. “Esto demuestra cuán negativo es el efecto del contrabando. El precio se vino abajo y pese a que se hizo una excelente gestión con el Gobierno para que pague $us 300 por tonelada, la gente no siente la confianza para sembrar porque quizás el precio no alcance para todos los productores”, señaló.

En el caso de la disminución del área sembrada de girasol, sorgo y otros cultivos, la causa ha sido climática. “No hubo capacidad de campo, no hubo humedad del suelo para sembrar la zona prevista”, manifestó Reinaldo Díaz, presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo.

A decir de Díaz, de las 320.000 hectáreas de sorgo que se tenían previstas sembrar, se han registrado 200.000, es decir, un tercio menos.

Soyeros ultiman detalles
El dirigente de los productores de oleaginosas y trigo indicó que solo el 10% de la superficie prevista se ha avanzado, ya que oficialmente la siembra de invierno de soya se iniciará recién el miércoles (15 de junio).
Este año, en la campaña de invierno, se tiene previsto sembrar 296.000 hectáreas de soya. En 2015 se cultivaron 290.000 hectáreas, según datos de la CAO