Escucha esta nota aquí

Mercados con moderada afluencia de compradores, poca oferta de carne de res y normal provisión de verduras y abarrotes fueron las imágenes repetidas en el recorrido que hizo EL DEBER por centros de abastecimiento de la ciudad. Aunque, en algunos mercados como el Mutualista, La Ramada, el nuevo Los Pozos y el Abasto minorista se pudo evidenciar pabellones y puestos cerrados. En consulta a los comerciantes indicaron que se debió a la falta de productos cárnicos.

La situación se debió a que, desde ayer, los trabajadores del Frigorífico Municipal Pampa de la Isla (Frimup) acatan la cuarentena por la vida, normada por la Alcaldía. La medida estará vigente hasta el lunes y el martes el faeneo volverá a ser normal. “Estamos acatando la cuarentena, pero prestos al llamado para volver a trabajar”, aseguró Wálter Ribera, trabajador del frigorífico.

Consultada al respecto, la secretaria de Administración y Finanzas del municipio, Sandra Velarde, aseguró que el abastecimiento está garantizado, porque los mercados no solo se proveen del frigorífico municipal, sino también de otros frigoríficos.

De igual manera, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, José Luis Parada, informó que la cadena productiva y el abastecimiento de alimentos están garantizados y convocó a la población a mantener la calma.

Subida de precio

Con una notoria elevación en su precio, el pollo fue otro de los productos con poca oferta. Antes de la emergencia, el kilo tenía un precio de Bs 8, ayer estaba a Bs 12.



Comentarios