Escucha esta nota aquí

Dos videos que circulan tanto por cadenas de WhatsApp y redes sociales dejan al desnudó la difícil situación por la que atraviesa el sector avicultor en la emergencia sanitaria que vive el país por la presencia del coronavirus. La cuarentena total decretada por el Gobierno, que dificulta el sacrificio de pollos, y el cierre de restaurantes son los factores que llevaron al sector a pedir auxilio a gritos.

 Señores autoridades, soy un productor avícola y estamos muy afectados por esta pandemia…no podemos salir a vender, los señores que faenean pollo tienen muchas dificultades para circular. Las autoridades les piden muchos permisos”, dice un productor, en medio de su granja repleta de aves.

Luego el avicultor señala que esta situación ha hecho que el precio del pollo caiga incluso por debajo de los costos de producción que llega Bs 8,5 el kilo vivo.

En otro video, un productor menonita señala que los comercializadores están pagando hasta Bs 3,5 el kilo vivo.

Algunos productores consultados por EL DEBER indicaron que la crisis en el sector se debe a una caída abrupta en la demanda de la proteína. Si bien la gente sigue buscando el alimento en los mercados, lo que más afecta al sector es la caída total en los requerimientos de los restaurantes.

Los productores consultados señalaron que casi un 50% de la demanda mensual de aves se centra en este sector. Por la cuarentena total que vive el país, solo en Santa Cruz unas 3.000 marcas gastronómicas tuvieron que parar sus operaciones.

En la capital, según la Cámara Gastronómica de Santa Cruz, el 100% de los negocios cerraron y muy pocos funcionan con el servicio de delivery.

La situación es preocupante porque según los consultados muchos productores, en especial las que producen pollos BB, están sacrificando sus aves ante la imposibilidad de sacar su producción a los mercados.

Ricardo Alandia, presidente de la Asociación Nacional de Avicultores (ANA), citado en el portal notiboliviarual, informó que la carga de pollos en las granjas cayó en 50%, debido a que muchos mataderos dejaron de operar por las diferentes restricciones que existen debido a la emergencia sanitaria que vive el país.

Según datos de ANA, la producción de pollos cayó de 18 millones de aves hasta las 9 millones.

“Tenemos que hacer que los mataderos funcionen, trabajen normalmente para que gran parte de la producción de pollo se pueda sacar al mercado, de manera que el avicultor pueda cargar una nueva partida, pero haciendo la desinfección necesaria”, señaló Alandia, citado por el mencionado sitio.

Tanto Alandia, como los productores consultados por EL DEBER indicaron que el Gobierno debe sentarse a coordinar acciones para mitigar el impacto de la crisis en el sector.

Se llamó a la ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Eliane Capobianco, pero no contesto su celular. Pero en anteriormente indicó que buscaría la forma de apoyar los sectores más afectados por la cuarentena y la crisis ocasionada por el coronavirus, en especial el sector avícola y el porcinocultor.

Comentarios