Escucha esta nota aquí

El crecimiento de la demanda de gas natural en el mundo se está desacelerando. De acuerdo con la Agencia Internacional de Energía (AIE), el estancamiento en Europa y la incertidumbre sobre el consumo de China neutralizan el robusto crecimiento en India provocando con esto que año a año la demanda de gas se desacelere a un ritmo promedio anual de 1,5%.

Además, de acuerdo con el AIE, después de un crecimiento de un 2,5% en los últimos seis años, el gas se enfrenta a la competencia de las energías renovables y el carbón barato, lo que significa que el mercado mundial de gas mantendrá un exceso de oferta.

"Los acontecimientos apuntan a un periodo de exceso de la oferta", dijo el jefe de la AIE, Fatih Birol, en el reporte anual del organismo sobre las perspectivas para el gas natural a mediano plazo. "Los próximos cinco años serán testigos de una remodelación del comercio mundial del gas", agregó en declaraciones a la agencia Reuters.

El crecimiento estará liderado por India, con una expansión promedio anual de un 6%, mientras que en China la demanda podría recuperarse por una transición desde plantas de generación eléctrica a centrales alimentadas por gas, dijo la AIE.

Sin embargo, la nueva oferta también será limitada con una contracción de la producción en Europa y una producción casi estable en Estados Unidos el año que viene.

A más largo plazo, la industria del gas de esquisto en Estados Unidos podría ayudar a una recuperación de la producción hasta alcanzar los 100.000 millones de metros cúbicos en el 2021, o un tercio del incremento de la oferta global en el período.

En ese contexto. ¿cómo puede planificar Bolivia su futuro energético?
?