Escucha esta nota aquí

La demanda global de petróleo no recuperará los niveles observados antes de la pandemia hasta 2023, según las proyecciones de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), que ha advertido de la posibilidad de que el mercado del crudo "nunca regrese a la normalidad" ante el impacto de los nuevos hábitos de trabajo y transporte, la creciente adopción del coche eléctrico y la transición energética. Así lo reportó Europa Press.

Según las nuevas proyecciones a medio plazo de la agencia con sede en París, la demanda global de petróleo se situará en 2020 en 96,5 millones de barriles al día (mb/d), frente a los 91 mb/d estimados para 2020, con un desplome de casi 9 mb/d respecto de los 99,7 mb/d de 2019, un nivel de consumo que no se superará hasta 2023, cuando la AIE prevé una demanda de 101,2 mb/d.

No obstante, en ausencia de una intervención política más intensa y de cambios más profundos en los comportamientos de consumo, los impulsores de crecimiento a más largo plazo continuarán empujando al alza la demanda de petróleo en los próximos años, por lo que para 2026 la AIE prevé que el consumo mundial de petróleo alcance los 104,1 mb/d, lo que representaría un aumento de 4,4 mb/d desde los niveles de 2019.

"Se espera que todo este crecimiento de la demanda en relación con 2019 provenga de las economías emergentes y en desarrollo, respaldado por el aumento de la población y los ingresos", subraya la AIE, destacando que la demanda asiática de crudo seguirá aumentando con fuerza, mientras que "no se prevé que la demanda de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) vuelva a los niveles anteriores a la crisis".

En concreto, en el caso de la OCDE, la agencia advierte de que es posible que nunca se recupere el nivel de consumo de petróleo de 47,7 mb/d previo a la pandemia, ya que para 2023 estima que será de unos 46,2 mb/d y para 2026, horizonte de sus proyecciones, será de 45,8 mb/d.

"La crisis de la Covid-19 provocó una caída histórica en la demanda mundial de petróleo, pero no necesariamente duradera", indicó Fatih Birol, director ejecutivo de la AIE, para quien, sin la introducción de importantes cambios en las políticas de los gobiernos, así como en los comportamientos de consumo "la demanda mundial de petróleo aumentará cada año hasta 2026".

Comentarios