Escucha esta nota aquí

En un contexto de crisis económica donde el camino indica recurrir a los créditos para hacer frente a la emergencia sanitaria, la deuda pública (interna y externa) del país se ubica en un 58,7% del Producto Interno Bruto (PIB), que se calcula que en esta gestión estará por encima de los $us 40.000 millones.

De acuerdo con el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, el saldo de la deuda externa pública a mediano y largo plazo, al 31 de diciembre de 2020, alcanzó los $us 12.171 millones.

Sin embargo, desde esa dependencia gubernamental hacen notar que no es suficiente conocer solo el saldo, sino que el dato a tomar en cuenta es su relación con el PIB, el cual muestra que el saldo de la deuda externa pública de Bolivia equivale a alrededor del 31,7% del PIB y se ubica por debajo de los límites referenciales de organismos internacionales, que establecen un tope del 40% (Marco de Sostenibilidad de la Deuda del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional) y 50% (parámetro de la Comunidad Andina de Naciones-CAN).

Mientras que con respecto a la deuda interna pública del Tesoro General de la Nación (TGN), desde esa cartera económica se indica que la misma equivale a un 27% del PIB, pero no se brinda el monto, a tiempo de detallar que la actual administración recibió una pesada herencia producto de la “mala administración de las finanzas públicas” de la gestión del Gobierno transitorio, que se caracterizó por un incremento de la deuda interna del TGN, con la contratación de créditos de liquidez y de emergencia por más de Bs 18.000 millones.

Sobre el tema, desde la Fundación Jubileo indicaron que en 2021, el Gobierno programó un déficit de un 9,7% con respecto al PIB, una tendencia que se repite por octavo año consecutivo. Dicho desequilibrio entre ingresos y gasto, según Jubileo, es financiado con endeudamiento.

Así el saldo de la deuda pública externa ha aumentado desde 2008, hasta llegar, a fines de 2020, a los $us 12.172 millones. Mientras que en lo referido a la deuda interna, Jubileo hace notar que la misma es de $us 10.356 millones.

“A finales de 2020, la deuda pública total (externa + interna) llegó a $us 22.528 millones, monto que ya sobrepasó el equivalente al 50% del PIB, lo que es una señal de la tendencia de insostenibilidad de las finanzas públicas y del endeudamiento”, observaron desde la Fundación Jubileo.

Una cuestión de enfoque

Mauricio Ríos García, analista económico, indicó que conocer cuál es el nivel de la deuda pública con respecto al PIB es útil, pero no ayuda a determinar su sostenibilidad. La mejor manera de analizar la sostenibilidad de cualquier deuda es mediante la relación que existe entre ingresos y gastos. Y que lo fundamental es observar el precio del barril de petróleo que se ha establecido en el Presupuesto General del Estado (PGE) 2021, y si esas proyecciones van a cumplirse en relación al programa de gasto e incremento de deuda pública.

Para el analista financiero Jaime Dunn, el tema cobra importancia cuando se mide la deuda total y actualmente estaría superando el 50% del PIB.

Hizo notar que el tema del endeudamiento externo va a continuar y que eso está contemplado en el PGE de esta gestión, pues es una de las alternativas para hacer frente a la pandemia y de seguir con esta tendencia cree que en 2022 la misma se ubicaría en un 65% del PIB. Un aspecto que llevaría a las calificadoras de riesgo a bajarle el pulgar al país.


Comentarios