Escucha esta nota aquí

Mientras el Gobierno destaca el nivel de la inversión pública, sectores como el constructor pide a la administración acelerar su ejecución. Hasta agosto, según el Ministerio de Planificación se desembolsaron más de $us 1.400 millones en obras con financiamiento estatal. Esto equivale a un 35% del total programado para este año.

Justamente, el Presupuesto General del Estado (PGE) programó para 2021 una inversión pública de $us 4.011 millones para la ejecución de proyectos productivos, infraestructura y otros.

En declaraciones a medios oficiales como la agencia ABI, la ministra de Planificación, Gabriela Mendoza, señaló que el monto ejecutado incentiva a la reactivación económica en el país.

“Hasta agosto se ejecutaron más de $us 1.400 millones en materia de inversión pública a escala nacional y contribuye a la reactivación económica con obras de impacto”, dijo la autoridad estatal.

Otra perspectiva

Sin embargo, el monto ejecutado no entusiasma al sector de la construcción, que lamentó que la ejecución siga siendo baja y que hasta el momento el Estado no se ponga al día en el pago de la deuda con las empresas del sector por la ejecución de obras de inversión pública.

Javier Arze, gerente general de la Cámara de la Construcción de Santa Cruz (Cadecocruz), lamentó que actualmente la inversión pública no llegue ni al 40%. No obstante, dijo que algunas entidades estatales han establecido cronogramas de pago.

Este el escaso de las obras que tienen financiamiento de la Unidad de Proyectos Especiales (UPRE). Sin embargo, la cifra de la deuda con el sector sigue siendo elevada, pero no precisó el monto.

“El UPRE tenía un cronograma de pagos que ha ido cumpliendo, no así otras instancias y todavía estamos a la espera. Lamentablemente, el nivel de ejecución presupuestaria es muy baja para la fecha en donde estamos y hace que no haya un crecimiento importante este año”, señaló.

Germán Molina, investigador y analista económico, señaló que el bajo nivel de ejecución de la inversión pública desnuda los problemas de liquidez que tiene el Gobierno, en un contexto donde sus fuentes de financiamiento se están agotando.

Para el especialista, a pocos meses para que termine el año, la ejecución debería ser mayor. Explicó que no podrá alcanzar la meta establecida en el PGE debido a que no se han podido canalizar los recursos que se habían programado mediante la venta de bonos en los mercados externos.

“El Gobierno tiene problemas de liquidez y dificultades para pagar los avances de obras. Eso está frenando la inversión. Con esto difícilmente va a cumplir con los más de $us 4.000 millones de inversión pública programados para este año”, señaló.

Para esta nota se envió un cuestionario al Ministerio de Planificación, pero hasta el cierre de edición el equipo de prensa de esa cartera de Estado indicó que la ministra Mendoza se encontrada en reunión con otras autoridades.

Pero según un reporte de ABI, esa cartera de Estado recibió solicitudes de varios municipios y gobernaciones para reactivar proyectos que se paralizaron en 2020 en el marco del Fideicomiso de Apoyo a la Reactivación de la Inversión Pública (Farip), que dispone de Bs 2.000 millones.

Comentarios