Escucha esta nota aquí

El 2020 fue un año negro para la economía. Durante la pandemia las utilidades del sector industrial cayeron en -85%, señala un informe presentado por el sector, que detalla la pérdida del empleo y los ingresos.

En el documento denominado "El impacto de la Covid-19 sobre las empresas en Bolivia", la Cámara Nacional de Industrias (CNI), sostiene que raíz de la emergencia sanitaria se perdieron 70.000 empleos.

"Solo el 20% de la industria en Bolivia ha trabajado y el 80% ha tenido una productividad cero", señala parte del informe.

Según la CNI, el sector experimentó una contracción de su PIB superior al -11% en 2020.

Por otro lado, las exportaciones industriales se redujeron en -16%. Además, se registró una caída de -32% en la importación de bienes de capital, -21% en la importación de materias primas y la pérdida de 70.000 empleos en el país.

Para la reactivación, desde la CNI plantearon medidas concretas para reactivar al sector como la creación de un Fondo de Garantías y Créditos Estatales para las industrias, la creación de zonas económicas especiales, la lucha contra el contrabando, además de medidas de modernización laboral y tributaria, entre otras.

Comentarios