Escucha esta nota aquí

La provisión de diésel en los surtidores en Santa Cruz se está regularizando de a poco, luego de tres semanas de que se produjera una escasez del combustible. 

En un recorrido realizado este lunes, EL DEBER constató que las filas para abastecerse del combustible desaparecieron.

Consultado al respecto, algunos encargados de estaciones de servicio indicaron que durante este fin de semana YPFB les entregó el producto, aunque aún no en la cantidad normal en que lo hacía hace cuatro semanas, pero alcanza para abastecer la demanda.

Por su parte, choferes cómo Luis Castro señalaron que esperan que la situación se normalice o por lo menos se mantenga así, es decir, sin la necesidad de hacer colas durante horas para cargar el combustible.