Escucha esta nota aquí

Dinki, startup boliviana de transporte y delivery, acaba de formalizar su alianza con Lain Holdings, empresa de tecnología costarricense, para lanzar su modelo de negocio y ampliar su alcance no solo en el territorio nacional, sino a otros países.

Por ello es que ha decidido empezar sus operaciones de manera simultánea en Bolivia y Costa Rica. En este último país, existe un mercado con un alto consumo de los servicios que ofrece Dinki. La startup pretende potenciar los ingresos de los conductores y el uso de sus vehículos con la oferta de traslado de pasajeros, paquetería, encargos y delivery.

En primera instancia en el país, el servicio estará disponible (desde este mes) en La Paz, Cochabamba, Tarija y Oruro.

Hemos trabajado mucho en la experiencia de usuario y realizado las pruebas durante meses para poder brindar un servicio estable y de calidad. Estamos avanzando con paso firme en expandir las operaciones en cada región del país y el exterior como sucede en Costa Rica”, explicó Francisco Frías, gerente general de la firma.

Comisión atractiva

Dinki dispone de un rango de comisiones que busca apoyar a los comercios formales inscritos en el régimen general cobrando un 40% menos de comisión que otras empresas del mismo sector.

“Entendemos que los comercios formales gastronómicos son los más afectados, ya que muchos de ellos siguen pagando alquiler, salarios, AFP e impuestos y están vendiendo en promedio apenas un 30% de lo que comercializaban a puertas abiertas”, indicó Frías.

Aparte de esa reducción de un 70% en los ingresos, según Frías, las empresas de delivery se llevan una tajada importante de los ingresos de los comercios.

Como startup boliviana estamos seguros de que la reactivación de la economía en el país se debe llevar a cabo siendo solidarios y justos en los tratos con todos los actores del sistema”, dijo Frías.

Y es que Dinki permite al usuario elegir si recogerá el producto o le llegará por delivery; además tiene la opción de entrega sin contacto si el pago se efectúa por billetera móvil u online; también cuenta con la opción de mensajería y encargos donde conecta a conductores de vehículo, motocicleta o bicicleta con las solicitudes de personas que necesitan algún tipo de servicio.

Embajadores de la marca

La aplicación cuenta con un esquema de marketing de dos niveles. Cualquier usuario puede compartir su código con otros y cada vez que sus “referidos” usen algún servicio de la app, ganará un porcentaje de comisión en su billetera móvil para usarlo en cualquier servicio de la plataforma.

Este beneficio equivale a un promedio del 20% de los ingresos totales de la firma en el servicio de transporte y un 25% en el servicio de delivery. “Cualquiera puede ser embajador de la marca, ya que la app proporciona un código aleatorio a cada usuario. Si desean obtener un código personalizado, solo deben contactarse con nosotros”, expresó Frías.