Escucha esta nota aquí

Una vez que culmine el diferimiento de los créditos establecidos por el Gobierno, la cuota de algunos  prestatarios sufrirá un incremento, así los informaron a EL DEBER agentes de créditos y prestatarios que tramitan la ampliación de la prórroga a sus créditos, hasta septiembre.

El diferimiento o prórroga hasta septiembre se da cuando el cliente presenta una carta y varios requisitos a la entidad financiera explicando que no ha recibido su salario completo en el tiempo determinado.

Los agentes consultados explicaron que todos los préstamos cuentan con seguro de desgravamen, que deben pagar los clientes,  pero varios bancos decidieron pagarlos porque algunas aseguradoras no difirieron ese cobro.

“Las aseguradoras no están difiriendo, están cobrando al contado y los bancos están pagando”, explicó una agente de crédito consultada.

Una vez termine el diferimiento hasta septiembre, algunas financieras decidieron dividir la cuota del seguro en 12 meses. Por ejemplo, si antes de la postergación un prestatario pagaba Bs 1.200, una vez reanude sus pagos su cuota será de Bs 1.300.

Sin embargo, los agentes explicaron que cada banco está viendo, junto con sus clientes, la mejor forma de prorrogar y reprogramar los préstamos.

"No queda de otra, hay que pagar", señaló Jorge, un prestatario que reprogramó su préstamo debido a que la empresa donde trabaja solo le abonó el 50% de su salario.

Una misma situación paso José, que acordó restablecer sus pagos después de septiembre por la misma causa.

"La situación está difícil, y el cobro no será demasiado para estar aliviados", dijo.

Un especialista consultado, que pidió no ser citado, indicó que el prestatario al contratar un crédito contrata un seguro, para que en caso de fallecer sus familiares no deban pagar el préstamo.

“Este seguro se paga cada mes y algunos bancos han optado por abonar la cuota del seguro, otros lo aplazaron, pero después del diferimiento corresponde que los prestatarios repongan ese pago al banco, porque algunas compañías de seguro han cobrado”, detalló el experto.

Guillermo Sánchez, gerente técnico de la  la Asociación de Entidades Financieras Especializadas en Microfinanzas (Asofin), señaló que en la nueva reglamentación del diferimiento de crédito existen varias opciones para que los prestatarios puedan ajustar sus pagos de acuerdo a sus ingresos.

“Si hay un banco que está pagando con su propio dinero el seguro, es cuestión de su estrategia. Eso depende de cada entidad financiera, porque está establecido que en cada cuota está incluido el seguro”, señaló.

Seguros negocian con sus clientes

Sobre el diferimiento de los seguros, Ignacio Bedoya, presidente de la Asociación Boliviana de Aseguradoras (ABA), explicó que cada aseguradora está conversando con sus clientes de los bancos para definir la forma de trabajo de ahora en adelante.

Empero, algunos han expresado su molestia debido a que algunas financieras comenzaron a cobrar las cuotas diferidas. Por ejemplo, el economista Gonzalo Chávez, a través de Facebook, dijo que “de manera abusiva y unilateral los bancos han cobrado por el diferimiento de intereses y de capital. Incumplen la ley y muestran su cara abusiva y angurrienta en momentos de crisis que vive el país”. 

En esa línea, desde esta red social el economista agregó que en “el periodo masista sus ganancias fueron cercanas a los $us 300 millones por año. Y ahora que el sector productivo y los clientes necesitan una actitud más flexible continúan con su posición gananciosa”.

“Urge que le Estado defienda a los consumidores y regule estos abusos. Habrá que ver qué hacen con el tema de los créditos”, señaló. 

Desde la Asociación de Bancos Privados de Bolivia (Asoban) indicaron que los bancos afiliados llevan adelante el diferimiento de créditos del público de forma automática siguiendo los lineamientos previstos a objeto de evitar el cobro de cuotas de crédito o cobros de monto mínimo en tarjetas de crédito.

Las entidades bancarias están brindando todo el apoyo para que la población, con dificultades para el cumplimiento de sus obligaciones crediticias, obtenga los beneficios determinados ante la emergencia sanitaria”, explicó Nelson Villalobos, secretario ejecutivo de Asoban.

En este marco, Villalobos recomendó “a los clientes financieros que tomen contacto con su entidad a fin de lograr orientación y asesoría sobre su particular situación”.