Escucha esta nota aquí

Todo comenzó con un simple post:¡Ahorra tiempo y también la fila!, Hacé tus transacciones, desde oficina.cotas.com, y selecciona pago rápido. Elegí la forma de pago más sencilla y recibí tu factura electrónica. Este mensaje fue posteado en la página oficial de Cotas, y desató el reclamo de varios usuarios de la telefónica. 

Cada comentario desató la furia contenida de gente que se quejaba por la mala señal del internet, y la falta de respuestas de la operadora. 

Comentarios como: "¿Será que en algún momento se van a dignar a solucionar los “problemas técnicos?" o también: "Así como son buenos y puntuales para llamar a decir: ya puede pasar a cancelar su factura del mes, ¡deberían ser igual de responsables y eficientes con el servicio que brindan!", de la usuaria Verónica Sejas Zamorano, se dejó en evidencia el enojo de la gente con la cooperativa. 


El tono de los reclamos era elevado y pedía básicamente un mejor servicio y cuestionaba el precio que la operadora cobra. Además, la mayoría de las personas denunciaba que desde hace tres días la conexión era mala. 

La respuesta desde el Facebook de Cotas era escueta y general: “nuestro personal técnico ya está trabajando para dar solución al problema”, era el mensaje que se repetía varias veces. 

EL DEBER consultó a Cotas sobre estos problemas. Desde la empresa informaron que, durante la tarde de este lunes, se registró un inconveniente técnico en una de sus centrales: en la zona de la avenida Paraguá. 

“Esto afectó a una parte de nuestros usuarios que dependen de ella. Personal técnico de la Cooperativa inmediatamente identificó el problema y hasta la noche ya había sido solucionado”, informó. 

Cotas no fue la única operadora cuestionada. En la página oficial de Facebook de Tigo, los usuarios de la empresa se quejaron por la mala señal de internet y del costo de sus diferentes planes. 

Se consultó a la telefónica, pero indicaron que durante toda la jornada del lunes no registraron ningún percance técnico que afecte su señal. 

Sin embargo, los reclamos siguen creciendo en el muro de 'Face' de la compañía. 

Desde marzo, y durante los meses de cuarentena rígida: por la presencia del coronavirus, el Gobierno ordenó a la empresas de telefonía móvil e internet, no cobrar y mantener estables los servicios. 

Incluso el Gobierno de transición lanzó el programa “Mantengámonos Conectados”, establecido por el Decreto Supremo 4250 para mantener “la continuidad de los servicios de telecomunicaciones, durante la cuarentena nacional, condicionada y dinámica”. Esta norma rige desde el 1 de junio. 

El servicio se aplica a las personas que tengan “al menos dos facturas no canceladas dentro de la fecha límite de pago o incumplan con su plan de pagos”. Sin embargo la velocidad del servicio es mucho menor.