Escucha esta nota aquí

Ya pasó un mes desde que se sancionara el proyecto de ley de alquileres en la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP), y a pesar de que no ha sido promulgada y la presidenta Jeanine Áñez la envió al Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), los propietarios de inmuebles llegaron a acuerdos verbales con sus inquilinos para la reducción de hasta un 50% del precio de los alquileres por la pandemia del coronavirus.

Según los propietarios, se tomó en cuenta cómo el Covid-19 afectó la economía de los hogares y se sentaron a dialogar con los inquilinos logrando en muchos casos la reducción de la mitad del alquiler o el acuerdo de nivelarse cuando la situación mejore.

“Hicimos caso a la ley de alquileres y reducimos el 50% al alquiler de marzo, abril, mayo y junio, meses en los que la situación se tornó más grave”, dijo Hilda Céspedes que alquila cuartos en la zona de la Villa Primero de Mayo hace más de 10 años.

Céspedes contó también que, con algunos arrendatarios, que se atrasaron en el pago por la pandemia, acordaron que se pondrían al día a partir de diciembre o enero. 

En el caso de María Valdés, que alquila dos tiendas para comercio como restaurante y peluquería, tuvo que bajar a la mitad el alquiler en los meses de la cuarentena. “Soy consciente de la situación y veía que no abrían sus puestos, por eso decidí bajar a la mitad el alquiler”, expresó.

Por su parte, algunos inquilinos indicaron que los propietarios de los inmuebles al comienzo se tornaron intolerantes ante la situación, pero después de dialogar también llegaron a la reducción de hasta un 50%. 

“Me retrasé unas semanas en el alquiler por la cuarentena que no me permitía generar ingresos, por esto la propietaria del inmueble me dijo que si no podía pagar que mejor le desocupe el lugar. Al final, charlamos y llegamos a un acuerdo para la disminución del alquiler del mes de abril y mayo de Bs 1.500 a Bs 1.000”, señaló Fabio Echalar. 

Por otro lado, la inquilina Andrea García tuvo suerte porque la propietaria del inmueble que alquila hace más de cinco años le condonó el 100% del pago de alquiler de marzo y abril por la pandemia. "Yo creo que esta ayuda fue por el tiempo que llevamos en la vivienda y el pago puntual", comentó. 

A pesar de esta apertura al diálogo de algunos propietarios e inquilinos, también hubo casos en los que se presionó para el desalojo. 

Un ejemplo es el señor Luis N.N. al que la propietaria del lugar donde alquila le quitó la puerta y el techo de su habitación para que la desocupe. Él, que padece una enfermedad, denunció el caso con ayuda de unos amigos, pero finalmente tuvo que desocupar.

En otros casos los propietarios procedieron a cortar servicios básicos como la luz o el agua por un par de días para ejercer presión para que sus inquilinos regularicen las deudas.