Escucha esta nota aquí

Las intensas lluvias registradas en Santa Cruz dejan cicatrices en la carretera nueva que vincula a este departamento con Cochabamba y provoca el desborde del Río Piraí que inundó un total estimado de 20.000 hectáreas de cultivos.

Según el gerente de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) regional Santa Cruz, David Acebey, en la madrugada de ayer se produjo el colapso total de una alcantarilla en el tramo Montero-Yapacaní, a la llegada del municipio Buenavista (km 103), en la vía nueva Santa Cruz-Cochabamba.

“Las condiciones climatológicas, las precipitaciones persistentes y la cantidad de agua que corre por esa alcantarilla la hicieron colapsar provocando la pérdida total de la plataforma”, dijo Acebey.

Hizo notar que, conocido el evento, se desvió a los vehículos livianos por las calles del área urbana de la población de Buenavista. Por la tarde, según se informó, se habilitó la variante, paralela al punto de la alcantarilla colapsada, para habilitar la circulación de vehículos de alto tonelaje y buses.

“La segunda acción será la reparación y la rehabilitación de esta alcantarilla, y restituir la plataforma para ello se está movilizando el equipo para preparar los terrenos de fundación, asentar chapas arco que son las de alcantarillas metálicas y de más rápida ejecución”, puntualizó Acebey.

En el tramo Montero-Yapacaní, después del mediodía, la ABC reportó que debido a las intensas lluvias registradas en el norte del departamento cruceño se produjo el colapso del puente antiguo de San Miguelito, ubicado en el km 89, en el sector La Arboleda. La ABC habilitó los accesos por el puente nuevo del par vial que aún se encuentra en construcción, de manera que se pueda continuar circulando con normalidad y precaución por el mencionado sector.

En la ruta a los Valles cruceños, a decir de Acebey, a pesar de las lluvias y deslizamientos menores de rocas, la situación está controlada. No obstante, recomendó a los usuarios de la carretera tener precaución en los trayectos donde se encaran trabajos de rehabilitación y existe personal y maquinaria movilizada. Pide respetar la señalización de velocidad máxima permitida y los desvíos controlados.

En otras regiones

En Cochabamba, según la ABC de esta región, el tramo El Sillar se encuentra transitable, sin reporte de emergencia ni contingencia. Insinúan que en algunos sectores se registran trancaderas atribuidas al mal estado de algunos vehículos o excesivas lluvias que dificultan a las unidades de alto tonelaje para subir algunas pendientes. En el km 119 se realizan trabajos de mantenimiento, con ripio en la plataforma. Por lo demás, aducen que toda la red vial fundamental de la región está expedita y que las empresas y microempresas de conservación vial están en estado de alerta ante cualquier contingencia o emergencia en todos los tramos.

En La Paz se registró la pérdida de la plataforma en el tramo Caranavi-Guanay, en el sector de San Isidro (km 40). La ABC desplazó personal y maquinaria para atender la emergencia.

En tanto que, en Oruro, en el tramo Llallagua-Ravelo, sector Chuquiuta, se produjo la caída de material rocoso en la plataforma. Personal contratado por la ABC realizó trabajos de limpieza.

Impacto en el agro

Las intensas lluvias en Santa Cruz pasan factura al sector oleaginoso que reporta 20.000 hectáreas de cultivos inundados -un 90% soya y el resto maíz y sorgo- debido al desborde del río Piraí en la zona norte del departamento.

Desde la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), el presidente Fidel Flores, indicó que el rebalse del río encharcó unas 20.000 hectáreas, cuyo efecto dijo que trascenderá en la merma de rendimientos en los cultivos. Ahora mismo, expresó que las condiciones climatológicas adversas condicionan la aplicación de químicos para combatir la maleza y las enfermedades que atacan a los sembradíos cuando se presenta exceso de humedad.

Los campos más castigados corresponden a las zonas de San Pedro, Fernández Alonso, Yapacaní, parte de San Julián y El Puente.

A decir del representante de los productores del Grupo Norte Chané-Peta Grande, Eliazer Arellano, la situación social y productiva es preocupante porque el desborde no solo inundó cultivos, también anegó casas de varias familias.

Con datos del secretario de Desarrollo Productivo de la Gobernación de Santa Cruz, Luis Alpire, el derrumbe de la vía en Buenavista y bloqueo en comunidad de Santa Rita -ruta antigua a Cochabamba-, generaron pérdidas de más de $us 5,2 millones.

“Son hechos que conspiran con el movimiento de carga internacional, fruto de las exportaciones e importaciones que salen de Santa Cruz hacia el Pacífico y viceversa. Se dejan de mover $us 5.288.205 diarios. El país está urgido de divisas y las exportaciones deben fluir, pedimos que los bloqueos se puedan levantar pacíficamente”, anotó Alpire.

En la Llajta, la Cámara Agropecuaria de Cochabamba (CAC), la Organización de Productores de Banano del Trópico (Ocobantrop) y la Unión de Exportadores de Banano (Uniban) lanzaron un comunicado en el que informan que debido a las intensas lluvias en el trópico cochabambino se produjo el desborde de los ríos Sajta, Ichilo y Sabala en el municipio de Puerto Villarroel (epicentro de las lluvias que no paran desde el martes), Villa Tunari y otros municipios, anegando caminos e inundando empacadoras de banano. Hablan de perjuicios en la producción y amenazan con interrumpir la provisión al mercado local y la exportación hacia Argentina (por el corte de la carretera en Buenavista).

En ese marco, dichas organizaciones llaman al Ministerio de Defensa, Viceministerio de Defensa Civil y a la Gobernación de Cochabamba para que brinde apoyo a fin de evitar mayores consecuencias, que, por el pronóstico del Senamhi, las lluvias recién empiezan.

Además de cultivos de banana, a decir del gerente general de la CAC, Rolando Morales, las lluvias también afectaron cultivos de cítricos y varios estanques donde se desarrolla actividad piscícola a gran escala. En el caso del sector bananero, insinuó que las lluvias de la pasada semana castigaron 1.500 hectáreas de sembradíos, dejando una pérdida económica que los productores cuantificaron en al menos $us 100.000.

Cifra

5,2
MILLONES DE DOLÁRES
Según Desarrollo Productivo de la Gobernación de Santa Cruz, es lo que el sector productivo perdió por el bloqueo en la localidad de Santa Rita y el derrumbe en Buenavista.

Comentarios