Escucha esta nota aquí

Las cotizaciones de maíz y soya bajaron nuevamente este lunes en Chicago en medio del derrumbe de los mercados globales, en particular el petrolero, mientras que el trigo logró sostenerse por compras de oportunidad. “El maíz y la soya se vieron afectados por el derrumbe de otros mercados financieros, en particular con la caída del mercado accionario”, dijo Dax Wedemeyer de US Commodities, citado por en la agencia AFP. 

La caída del precio del crudo, de 25% en la jornada, tiene una influencia considerable, porque “bajará la necesidad de biocombustible, producido principalmente a base de maíz y en menor medida de soya”, añadió el experto.

Así, el maíz para entrega en mayo perdió 0,86%, el trigo ganó 0,58% y la soya perdió 2,38%.

El trigo en tanto se benefició del “interés de fondos especulativos”, explicó Wedemeyer.

En la Bolsa de Rosario

En el mercado de granos de la Bolsa de Comercio de Rosario (Argentina) los futuros contratos de soya y maíz cerraron con variación negativa, como consecuencia de la caída del petróleo y la preocupación mundial por la expansión del coronavirus, mientras que, los contratos de trigo finalizaron con ganancias, impulsados por una rueda de compras técnicas. En este recinto se presentó ofertas de compras bajísimas y escasas operaciones comerciales.

El valor de compra de soya fue de $us 220/tonelada con entrega hasta el 15 del presente mes. El precio ofrecido por el maíz disponible cayó a $us 130/t, y la propuesta de compra por trigo con entrega contractual se ubicó en $us 185/t.

En la otra vereda

El viceministro de Desarrollo Rural y Agropecuario, Luis Alberto Añez, informó de que se aguarda que China controle el coronavirus y retome las operaciones en sus puertos para normalizar la exportación de carne boliviana a ese país.

“Está todo parado en China, hay crisis (...). Se han paralizado los vuelos y la cotización del petróleo cayó. Esperemos que pase la crisis del virus para poder normalizar las actividades”, indicó la autoridad.

Añez mencionó que la crisis por el coronavirus en China no solo afecta a las exportaciones bolivianas, sino al comercio internacional en su conjunto, tomando en cuenta la influencia comercial que tiene el gigante asiático.

Desde la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco), su presidente Fernando Hurtado dijo que el país no es una isla y que cualquier evento en el resto del mundo afectará. “Estamos expectantes del efecto en la interrupción en la cadena logística global, en especial de suministros desde China”, refirió.

Hizo notar que evalúan diversos escenarios y, de momento, una recesión mundial parece improbable. A diferencia de otros países que pueden utilizar estímulos monetarios, dijo que se debe ver cómo responder a este fenómeno sin menoscabar la estabilidad en términos de apoyo a las empresas para adquirir insumos similares de otros orígenes distintos a los de China, lo cual podría contemplar el relajamiento de medidas arancelarias y paraarancelarias.

Comentarios