Escucha esta nota aquí

En un momento en que el nuevo año trae cierta esperanza para la lucha contra el Covid-19, el Banco Mundial (BM) presenta un balance del efecto de la pandemia en la pobreza durante 2020.

Si se toman los pronósticos incluidos en la edición de enero de 2021 de dicho informe, se puede observar que la cantidad de nuevos pobres surgidos como consecuencia de la pandemia del coronavirus en la gestión pasada aumentará a entre 119 millones y 124 millones. 

Según el BM el aumento estimado de la pobreza mundial en 2020 es verdaderamente inédito. Antes del Covid-19, el único caso registrado en los últimos 30 años de aumento en el número mundial de pobres como consecuencia de una situación crítica fue el de la crisis financiera asiática, que elevó la pobreza extrema en 18 millones de personas en 1997 y sumó otros 47 millones en 1998.

En las dos décadas transcurridas desde 1999, la cantidad de personas que viven en la pobreza extrema en todo el mundo disminuyó en más de 1.000 millones. Parte de este éxito se revertirá a causa de la pandemia.

Por primera vez en 20 años, es probable que la pobreza aumente significativamente. Se estima que la pandemia de Covid-19 provocará un aumento de entre 88 millones (estimación de referencia) y 93 millones (estimación pesimista) en el número de personas en situación de pobreza extrema en 2020.

Pero si se toman en cuenta las personas que habrían salido de la pobreza extrema en otras circunstancias, y que ahora no podrán hacerlo debido a la pandemia (es decir, 31 millones en 2020), el total de nuevos pobres surgidos por el Covid-19 en ese año se estima entre 119 millones y 124 millones de personas.

Menos ingresos

Sobre la base del pronóstico de crecimiento de junio de 2020 y utilizando la línea de pobreza de $us 1,90 al día, el BM estima que entre 88 millones y 115 millones de personas caerían en la pobreza extrema en el mundo en 2020, y que las regiones de Asia Meridional y África al Sur del Sahara representarían aproximadamente dos quintas partes de esa cifra. 

Con los pronósticos de enero de 2021, ahora estimamos entre 119 millones y 124 millones la cantidad de pobres adicionales en todo el mundo, el 60% de los cuales, aproximadamente, habitan en Asia Meridional.

El aumento en el número de pobres también se observa en la línea de los de $us 3,20 al día. Por ello, la cantidad de nuevos pobres mundiales estimados aumenta de 175 millones a 228 millones (de junio de 2020 a enero de 2021) , impulsada nuevamente por Asia Meridional.

Se calcula que en 2021 la cantidad de pobres surgidos como consecuencia del Covid-19 aumentará a entre 143 millones y 163 millones. Si bien las estimaciones para 2021 son aún preliminares el BM espera que cuando se haga el balance de 2021, dentro de un año, los datos referidos a la reducción de la pobreza sean mucho mejores de lo que esperan en la actualidad.

Comentarios