Escucha esta nota aquí

Tuvieron que pasar 15 años para que en Bolivia se descubra un nuevo campo de gas natural con caudales comerciales. El anuncio fue realizado ayer primero por el presidente, Luis Arce Catacora y después por el presidente ejecutivo de YPFB, Wilson Zelaya, que catalogaron al hallazgo como un megacampo. Con un caudal aproximado de 1 Trillón de Pies Cúbicos (TCF) Boicobo X1, se convirtió en el primer éxito exploratorio del Gobierno. No obstante, expertos consultados por EL DEBER indicaron que es prematuro categorizar el proyecto; al no existir estudios finales sobre el volumen exacto de gas que hay en el yacimiento.

“Después de más de 15 años tengo la honra de informar al país una gran noticia. El proyecto Boicobo Sur ubicado en Chuquisaca tiene un recurso estimado de 1 TCF”, con estas palabras Zelaya dio la noticia en Santa Cruz.

Cabe recordar que desde el descubrimiento de Incahuasi en 2005, es la primera vez que el país descubre un yacimiento con caudales importantes. Actualmente, el campo ubicado en Santa Cruz, se encuentra en etapa de producción y desarrollo.

Según el titular de YPFB, la inversión para la perforación de Boicobo ascendió a $us 74 millones y está previsto que la fase de producción comience a finales de 2021.

El pozo es operado por Repsol, mediante el contrato Caipipendi, que se encuentra en el área de Huacaya. Está ubicado en la provincia Luis Calvo, de Chuquisaca.

Zelaya dijo que el descubrimiento da mayor certidumbre a los mercados que tiene Bolivia: Argentina y Brasil. Además, que le permite posicionarse de mejor manera en futuras negociaciones para entrar al mercado privado brasileño, y renegociar una nueva adenda con el Estado argentino.

El ejecutivo anticipó que se tiene programada una inversión adicional de $us 102,5 millones.

Desde La Paz, el presidente catalogó el hallazgo como un regalo de Navidad de la Pachamama. “Nos está regalando el descubrimiento de un exitoso megacampo”, dijo el jefe de Estado.

Faltan más estudios

Álvaro Ríos, ex ministro de Hidrocarburos, explicó que el prospecto Boicobo empezó a ser perforado en 2019, en un área con alta productividad que está en la misma cadena del megacampo Margarita. No obstante, sostuvo que solo pruebas de largo plazo darán con certeza la cantidad de gas que se pueda producir.

“No descartamos que se llegue a 1 TCF. Nos alegramos que se haya descubierto un pozo, esperemos que se sume a la decaída producción boliviana”, dijo.

Por su parte el especialista, Hugo del Granado, dijo que son prematuros los parámetros dados del pozo. Y que las cifras confiables de reservas y producción se obtendrán después de efectuadas las pruebas DST y eso tomará todavía algunos meses.

Agregó que para catalogar a un yacimiento como megacampo, debe tener más de 5 TCF de gas.

El analista, Bernando Prado, dijo que es muy anticipado afirmar que hay 1 TCF, pero sí es una buena noticia saber que hay gas.

Comentarios