Escucha esta nota aquí

Marcelo Gabino Gonzales Saique fue posesionado este lunes como el nuevo presidente ejecutivo de Yacimientos de Litio Bolivianos (YLB). Tendrá la misión de reactivar el proceso de industrialización del litio, que no despega hace 13 años en el país.

“Estamos listos para entrar a la etapa de industrialización del litio, esa es la misión más importante que se me está encomendando”, dijo la flamante autoridad.

Gonzales, de amplia trayectoria en el área y en YLB, fue posesionado por el ministro de Hidrocarburos y Energía, Franklin Molina.

Bolivia tiene uno de los mayores yacimientos de litio del mundo. El Gobierno del presidente Luis Arce retoma su industrialización que, en una primera fase, comenzó con la implementación de plantas piloto para explotar los recursos evaporíticos de los salares del país.

No obstante, durante trece años, los esfuerzos para establecer una planta de producción de baterías de litio no despega. En 2019, el Gobierno del entonces presidente Evo Morales, en medio de una fuerte revuelta social, anuló un contrato con la empresa alemana ACI Systems, que tenía prevista la instalación de una moderna factoría

Incluso el Gobierno del ex Jefe de Estado, presentó el litio como una de las mayores oportunidades comerciales del país, provocando tanto entusiasmo que se llegó a afirmar que Bolivia se convertirá en el "Dubái del oro blanco" o "la Arabia Saudita del litio".

Pero luego de varios intentos de negociación con empresas extranjeras que no prosperaron y anuncios de fabricación de plantas que no llegaron a materializarse, el ambicioso proyecto quedó paralizado.

"Se han dado pasos muy importantes y, sin duda, el objetivo final es lograr consolidar este proceso para la generación de ingresos económicos al país", señaló Molina.

Pese a los continuos fracasos, Bolivia busca convertirse en uno de los principales protagonistas del mercado energético del litio.

Comentarios