Edición Impresa

Más de 12.000 hectáreas fueron afectadas por los rebalses de ríos

Los más de 1.400 kilómetros de defensivos que se han construido en todo Santa Cruz han impedido que se produzcan inundaciones de magnitud como en años anteriores, destacó el gobernador Rubén Costas

Escucha esta nota aquí

Más de 12.000 hectáreas fueron afectadas por el rebalse de ríos en Santa Cruz, informó ayer el gobernador cruceño, Rubén Costas, luego de realizar un sobrevuelo por las áreas afectadas junto con el presidente de la CAO (Cámara Agropecuaria del Oriente), Reinaldo Díaz.

Costas explicó que unas 10.000 hectáreas en la zona de Limoncito fueron dañadas por el rebalse del río Grande. La mayor parte de esa superficie inundada estaba sembrada con soya, indicó la autoridad, que además señaló que otras 1.000 hectáreas en el área de Litoral fueron anegadas por el desborde del río Piraí y que en Yapacaní hay 1.051 hectáreas afectadas.

La autoridad departamental también expresó que, a través del COED (Centro de Operaciones de Emergencia Departamental), se han llevado a cabo las gestiones correspondientes para ayudar a los municipios afectados.

“Tenemos ocho comunidades en el municipio de Cabezas, con 442 familias. Estamos en los trámites para la declaración de desastre y ayudando con alimentos y semillas para que puedan paliar sus necesidades. En San Pedro se están evaluando los daños y en San Juan y San Julián estamos colaborando para que realicen su declaratoria de emergencia”, informó el gobernador cruceño.

Por último, Costas destacó la implementación de las cinco fases de encausamiento de los ríos y los más de 1.400 kilómetros de defensivos que se han construido en todo Santa Cruz, pues han impedido que se produzcan inundaciones de magnitud como en años anteriores.

Por su parte, Díaz manifestó que aún no se han determinado con exactitud las perdidas, debido a que se han registrado nuevos rebalses esta semana. “De acuerdo con un informe preliminar, de las 8.000 hectáreas afectadas que hemos registrado, 3.000 se han perdido por completo”, dijo.

Díaz ponderó el trabajo que viene realizando la Gobernación desde hace diez años en el encausamiento de los ríos y la construcción de defensivos.

Búsqueda de recursos

El gobernador de Santa Cruz instruyó a Luis Aguilera, director del Servicio de Encauzamiento de Aguas y Regulación del Río Piraí de la Gobernación (Searpi), a que viaje a La Paz y se reúna con autoridades nacionales para tratar de conseguir financiamiento para encarar nuevos proyectos.

Consultado al respecto, Aguilera indicó que espera reunirse con los ministros de Planificación, Medio Ambiente y Agua y de Economía, ya que considera que son los indicados para gestionar los recursos que el Searpi necesita.

“Entiendo que los recursos tienen que venir del exterior. Hay instituciones que han trabajo con nosotros en distintas fases del proyecto de prevención de inundaciones y que podrían volver a hacerlo”, expresó Aguilera, a tiempo de señalar que se necesitan varios miles de dólares para encarar nuevas obras.

El director del Searpi además indicó que las nuevas autoridades nacionales son conscientes de la necesidad de hacer una gestión pública que beneficie al pueblo.

Comentarios