Escucha esta nota aquí

El sector de la micro y pequeña empresa de Santa Cruz planteó ampliar el diferimiento de créditos por seis meses más. La idea nace en medio de un momento complicado para los microempresarios; que no han podido reponerse de las secuelas dejadas por la pandemia y las medidas de aislamiento que estableció el anterior Gobierno. 

Cabe recordar que el anterior Gobierno ordenó una cuarentena rígida desde el mes de marzo para evitar la propagación del coronavirus. Esto hizo que varios negocios cierren y disminuyan sus ingresos.

Felix Huaycho, presidente de la Federación Departamental de la Micro y Pequeña Empresa (Fedemype) de Santa Cruz, explicó que el sector necesita al menos seis meses para poder recuperar sus niveles de producción y ventas, para después reanudar sus pagos.

El dirigente aseguró que hicieron esta propuesta al Gobierno central ante lo irregular de las ventas porque “el mercado está agonizando”.

“Por ese motivo hemos pedido el diferimiento de por lo menos seis meses más. Nos dicen que podemos reprogramar y refinanciar nuestros créditos, pero reprogramar es llevarnos a la Central de Riesgo, y no podemos poner en peligro nuestras maquinarias y viviendas que están como garantías”, dijo Huaycho.

El microempresario sostuvo que el sector necesita medidas complementarias para reactivar la producción, como el cierre temporal de las fronteras a productos que llegan del exterior, en especial los de manufactura.

“Vamos a agotar todas las instancias de ley, haremos llegar nuestras resoluciones y vamos a pedir audiencia con los viceministerios relacionados a las microempresas y si no somos escuchados, tendrán que escucharnos en las calles”, alertó.

En Santa Cruz, según Huaycho, existen más de 10.000 unidades productivas afectadas por la crisis. A escala nacional, son 650.000 que están atravesando momentos difíciles, por las pocas ventas.

Sin embargo, el Gobierno descartó la posibilidad de extender el diferimiento de pago de créditos. Ivette Espinoza, viceministra de Pensiones y Servicios Financieros, aseguró que se debe resguardar la solvencia del sistema financiero porque ya no es posible ampliar la medida que culmina el 31de diciembre de este año.

En declaraciones a la Red Uno, sostuvo que no es posible diferir seis meses más porque hay que pensar que las entidades financieras tienen que recibir ingresos para seguir colocando (créditos), seguir trabajando y funcionando y también para devolver los ahorros de las personas que dejan sus depósitos.


Comentarios