Escucha esta nota aquí

El Ministro de Obras Públicas, Iván Arias, rechazó las denuncias de una supuesta red de corrupción dentro de su ministerio y anunció que está en curso una auditoría interna y externa en la Dirección General Aeronáutica Civil (DGAC) para aclarar las acusaciones al respecto.

“En estas cosas yo sí doy la cara (quitándose el barbijo). Yo he venido a servir, a trabajar ¿ustedes me creen capaz que después de años de lucha democrática y años de trabajar, me voy a manchar y montar una red corrupción? En este ministerio no tenemos montada una red de corrupción”, afirmó la autoridad en una conferencia de prensa.

Señaló que las acusaciones del Jefe de la Unidad de Transparencia de la entidad aeronáutica, Omar Durán, no tienen fundamentos.

El pasado 8 de septiembre, Durán acusó a las autoridades de la DGAC, de cometer irregularidades como contratos lesivos al Estado y conducta antieconómica, entre otros.

El ministro aclaró que no se desvirtuará ninguna denuncia. “El Viceministerio de Transportes, inició el pasado miércoles, 9 de septiembre, un proceso de auditoría interna y externa (…) porque el Ministerio es muy grande y no se puede tapar los ojos”, señaló.

Pidió al Jefe de la Unidad de Transparencia, respetar los procedimientos de denuncias y no tomar represalias . “Él debía iniciar su procedimiento con la autoridad principal de la Dirección Aeronáutica y en caso de no encontrar respuesta se debe seguir todas las instancias hasta la Unidad de Transparencia del Ministerio de Justicia”, añadió.

Arias, evidenció que las denuncias presentadas por Durán son incongruentes porque a principio del mes de julio, él firmó la Rendición Pública de Cuentas de su institución aceptando que no hubo ninguna anormalidad.

Sobre la denuncia de los aviones clonados, Obras Públicas tiene en curso dos informes. Uno de la anterior autoridad de la Dirección y otro por la Unidad de Transparencia del Ministerio. Sin embargo, Durán “no presentó ninguna documentación al respecto y que mediante carta respondió que por el cambio de Máxima Autoridad Ejecutiva, no tenía ninguna información. Nos sorprendió siendo responsable de la Unida de Transparencia”, relató Arias.

La autoridad ministerial aclaró que la denuncia de uso indebido de movilidades por el Jefe de la Unidad de Transparencia de la DGAC, era incorrecta porque ese vehículo cuestionado pertenece a una persona particular y no a un funcionario ni a su despacho.

Asimismo, cuestionó que Durán, se haya tomado 57 días laborales con el pretexto de que estaba enfermo con Covid-19, pero que al mismo tiempo, realizaba declaraciones en la prensa y que además tenga un comportamiento ofensivo con los funcionarios.

Un Director de Transparencia no es una persona abusiva. No puede ser que se te suban los humos y trates a la gente displicentemente”, finalizó.