Escucha esta nota aquí

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, informó que la actividad económica, en el primer cuatrimestre de este año, reportó un crecimiento estimado del 5,3% impulsado por varios sectores como la minería, la construcción, industria manufacturera, entre otros. Sin embargo, economistas consultados por EL DEBER indican que las cifras deben compararse con 2019 porque 2020 fue un año atípico debido a la pandemia.

Especificó que los sectores que impulsaron este crecimiento son la minería con el 34,2% de expansión, construcción con 17,9%, hidrocarburos 10%, industria manufacturera 9,6%, comercio 8,4%, otros servicios con 8,1%, entre otros.

Destacó que el sector de la construcción reporta un crecimiento de 32% a mayo de 2021: “Los índices de insumos importados para la construcción crecieron como la importación de barras de hierro en 44%, también en producción de cemento tenemos un incremento del 30,5%”.

Sobre este tema, el economista y gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, Gary Rodríguez, sostuvo que efectivamente hay sectores que se están recuperando, pero se debe aclarar que nos estamos comparando con 2020 cuando fue un año atípico por la pandemia. 

"El ministro enfatizó los esfuerzos que está haciendo, pero hay que tomar en cuenta que minería, construcción e hidrocarburos crecieron, pero se compara con un año donde hubo fuertes caídas. Entonces, se trata más de un efecto rebote".

Las ventas facturadas de restaurantes, hoteles, supermercados y transporte aéreo ya muestran incrementos en abril y mayo, comparados con los niveles de los mismos meses de 2020. En el acumulado, las ventas de restaurantes a mayo de 2021 registran un incremento del 15% con respecto a 2020, al pasar de $us 159 millones a $us 182 millones.

La inscripción de nuevas empresas a junio de 2021 también registra un aumento del 72%, según los datos de Fundempresa.

Las recaudaciones tributarias a junio de 2021 aumentaron en 26%, de Bs 19.760 millones en junio de 2020 a Bs 24.979 millones al mismo mes de 2021.

Montenegro observó una encuesta privada publicada en algunos medios de prensa en la que señala que la población percibe que su situación económica no mejoró: “Nosotros estamos mostrando con datos (que hay signos de recuperación económica), ellos se basan en una encuesta de 800 personas, nosotros estamos demostrando con números concretos que la economía está mejorando”.

Sobre las importaciones que destacó la autoridad, señaló que tienen que ver con las agroexportaciones y por ello insiste en que la salida de la crisis es por el sector agrícola, forestal y agroindustrial. "Mucho dependerá de que la inversión pública se ejecute, pero para ello debe mediar un crédito de $us 3.000 millones que llegue de afuera frente a la necesidad de desempleo, pobreza y competitividad", sostuvo.

Asimismo, mencionó que si crecemos al 5% este año se puede llegar a crecer en 2022 en los niveles de 2019.

A su vez el economista Gonzalo Chávez insiste en que el 5,3% al primer cuatrimestre de 2021 es un efecto rebote. Y para ello, dio el ejemplo de que la economía es como edificio de 10 pisos." Hasta 2019 el crecimiento se daba a partir de la planta baja. En el 2013 subimos casi siete pisos y en 2013 escalamos solo dos pisos. Ahora, la economía debe subir del sótano de -8%. Por lo tanto, el crecimiento efectivo será mucho más bajo que 5%", explicó.

Otra interrogante clave en la perspectiva de los datos es saber cuándo recuperaremos el ingreso percápita del año 2003, según Chávez.

Inversión pública

Desde una perspectiva de corto plazo, la inversión pública aumentó en un año en un 111%. "Muchos irán volvió el milagro, pero en economía todo es relativo depende con qué se compare", indicó Chávez.

En el año 2021 se ha programado una inversión de $us 4.011 millones. Si se tiene una perspectiva de largo plazo, esta variable viene rebajando desde el 2016, cuando llegó a $us 5.065 millones. En 2019, la inversión pública llegó a $us 3.556 millones. Quiere decir que si comparamos la inversión de este año, ésta es un - 21% más baja que la de 2016 y un 12% superior a 2019. 

"Desde hace varios años solo la inversión pública es insuficiente para promover un crecimiento de calidad. Se necesita de la inversión privada nacional y extranjera como complemento", recomendó el economista.

Comentarios