Escucha esta nota aquí

El ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Édgar Montaño, informó este viernes que, tras realizar una inspección técnica al puente construido clandestinamente sobre el río Parapetí, en el sur del departamento de Santa Cruz, se confirmó que existen delitos ambientales en la edificación de esa obra.

La visita al puente fue realizada este jueves por una comisión de autoridades conformada por el ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño; el presidente ejecutivo de la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC), Henry Nina; el director regional Santa Cruz de la ABC, David Acebey; la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT) y los asambleístas departamentales Hugo Valverde, Marianela Valdelomar, Muriel Cruz y Susana Vaca, según datos de esa cartera de Estado.

“Hay delitos ambientales e incumplimiento de deberes de la Gobernación cruceña. Se ha violado el artículo 109 de la Ley de Medio Ambiente, el artículo 42 de la Ley Forestal y todo lo que se refiere a la Constitución Política del Estado en el artículo 389 y el artículo 154 del Código del Procedimiento Penal”, dijo Montaño en rueda de prensa.

Informó que existe un “represamiento” por la plataforma que se elevó en los accesos al puente y que la misma tiene solución, responsabilidad que corresponde directamente a la Gobernación de Santa Cruz.

“No han hecho ni una sola acción, no hay ni una sola persona de la Gobernación en el lugar realizando una mitigación o el manifiesto ambiental, para corregir el manifiesto ambiental y los errores cometidos por la Gobernación”, manifestó.

Montaño indicó también que los habitantes de las comunidades que se encuentran alrededor de dicho puente desean que éste les sirva como “un medio de integración”. En esa línea, lamentó que la Gobernación cruceña, en lugar de realizar acciones preventivas, se dediquen a amenazarlos y procesarlos.

Comentarios