Escucha esta nota aquí

En 2021, el presupuesto que desde el Ministerio de Economía se destina a los municipios de Santa Cruz será de Bs 893 millones, Bs 271 millones menos respecto a 2020. Algo que de acuerdo con los alcaldes provinciales frenará  obras y los pondrá en aprietos para responder a las demandas de salud y educación.

Las noticias no son buenas sostuvo Moisés Fanor Salces, presidente de la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz) y alcalde de San Ignacio de Velasco, al detallar que para el próximo año las alcaldías provinciales tendrán menos dinero, por lo que lamentó que esa situación llevará a que se paralicen distintos proyectos que son vitales para los municipios como es la compra de medicamentos, la mejora de los centros de salud, la refacción de las escuelas o la implementación de programas productivos.

Salces indicó conocer la situación económica del país, pero considera que la magnitud del recorte, en un 23,2%, presupuestario más lo pagos que se deben hacer por los servicios débitos automáticos que se usan para la Renta Dignidad, cargas sociales y otros bonos generan otro descuento del 23%, algo que a su criterio hace insostenible el manejo de las alcaldías provinciales.

Fabio López, alcalde de San Matías, señaló que se encuentran muy preocupados por la disminución de los recursos y que a su criterio esto van a impactar de forma directa contra distintos proyectos que están en marcha, como en otros que se iban a implementar, por ejemplo, la recuperación de las zonas afectadas por los incendios, en las que se debe adquirir, alimentos, medicamentos, semillas, botellas de agua y otros artículos para las personas afectadas por el fuego.

Ante esta situación López remarcó que es urgente mantener una reunión con los ministros del área económica para poder encontrar una mejor solución a la falta de dinero y que no sean solo los recortes la única alternativa.

Por ello, la autoridad recordó que hicieron llegar una invitación a los ministros de Economía, Planificación del Desarrollo, Rural y Tierras y de la Presidencia, para que el 28 de agosto lleguen hasta Santa Cruz, para mantener una reunión con los alcaldes de los municipios cruceños que se encuentran afectados por la falta de recursos, sequías, inundaciones, heladas e incendios.