Escucha esta nota aquí

La Federación de Asociaciones Municipales (FAM-Bolivia), que concentra a las alcaldías del país, decidió levantar las medidas de presión que mantenía desde el lunes exigiendo atención del Gobierno central, con mayores recursos para enfrentar la pandemia del Covid-19. Esto ocurrió luego de una reunión de trabajo sostenida con el ministro de Economía, José Luis Parada.

"Luego de más de seis meses a la espera de poder sentarnos a hablar, hemos llegado a un acuerdo que permite iniciar dos mesas de diálogo para buscar soluciones a la difícil situación que están viviendo los gobiernos municipales en nuestro país", sostuvo el presidente de la FAM-Bolivia, Álvaro Ruiz. 

El dirigente considera que este camino los lleva a fortalecer la lucha contra la pandemia. "Hoy, Bolivia solo tiene un enemigo que es el coronavirus. Para eso necesitamos sumar esfuerzos. Con estas mesas de diálogo se establece un cuarto intermedio en nuestras medidas de presión", afirmó.

Durante esta semana, varios municipios de Oruro, Potosí y Cochabamba y antes, los de Santa Cruz, habían tomado medidas contra el Gobierno, pidiendo diálogo y compromisos.

Con la firma de un acta, se crean la Mesa 1 de Salud Covid-19 y la Mesa 2 Económica, donde se establecerán los tiempos de trabajo, y los montos económicos que permitan desarrollar la actividad de los gobiernos municipales.

Entre tanto, el ministro de Economía, José Luis Parada, devolvió cumplidos, al valorar la apertura para el diálogo de las asociaciones municipales que participaron de la reunión.

"Lastimosamente, hemos estado en los últimos cuatro o cinco meses con una pandemia que ha puesto de rodillas a toda la economía mundial y los mejores servicios de salud y lógicamente, con la caída de los precios de los hidrocarburos los más afectados han sido los municipios", precisó. 

Asimismo, destacó que consciente de esta realidad, la presidenta Jeanine Áñez instruyó que las autoridades se sentaran a buscar alternativas y sobretodo soluciones. 

El ministro Parada dijo que son conscientes de que todos los municipios juegan un papel fundamental en el funcionamiento del Estado boliviano. "Los municipios son los que están más cerca de la población. Por eso es que hemos llegado a un acuerdo donde, tanto Gobierno central como los municipios, hagan un esfuerzo para luchar contra el único enemigo que es el coronavirus", afirmó Parada, agradeciendo la predisposición de dialogar.