Escucha esta nota aquí

_¿Es realmente complicado ampliar a seis meses el plazo de cobro de los créditos diferidos?
Ampliar más el plazo para dejar de pagar los créditos bancarios es poner en riesgo la estabilidad financiera que refleja la estabilidad económica. Además, se tiene que tomar en cuenta que ya hubo 10 meses de diferimiento. En estos momentos lo que menos necesita el país es una crisis financiera. Por ello, la banca está dando todas la facilidades que la ley le permite para ayudar a los prestatarios

_¿Cuáles son esas facilidades?
La ley nos faculta a reprogramar o refinanciar. Entonces para llevar adelante esas opciones nos estamos reuniendo con los prestatarios para que juntos veamos cual es el mejor plan que se adecuada a su capacidad de pago. La banca lo menos que quiere es que aumente la mora o que hayan juicios penales. Pero necesitamos recuperar la cartera de los créditos para que ese dinero sea nuevamente prestado y ayude a la recuperación económica del país.

_¿Cómo funciona la reprogramación?
Se debe entender que la reprogramación es la revisión del plan de pago del prestatario para ver como está su capacidad de pago. La reprogramación amplía el plazo de pago y baja las cuotas. Se respetan todas las condiciones previas al crédito otorgado. No se ingresa en mora, no se daña la calificación crediticia del cliente y no se cobra un interés por sobre el otro. La ley nos castiga.

_¿Estos diez meses de diferimiento cuanto significó para la banca?
Los 10 meses en que se dejó de cobrar capital más interés sumaron unos $us 3.800 millones, un monto que supera el patrimonio de los bancos que es de $us 2.500 millones. Por eso pedimos a los sectores en protesta que se acerquen a sus bancos para encontrar una solución y pensar en el bien común y no solo en el de un sector de la población.

Comentarios