Escucha esta nota aquí

Montados en bicicleta, deslizándose en resbalines o saltando, los niños se divierten mientras aprenden sobre reciclaje en una plaza creada con caucho reciclado y adornada con otros materiales reutilizados.

Muchos de los pequeños optan por jugar en un ludo gigante creado con pisos de caucho, material que ha sido elaborado con llantas en desuso.

Lanzan un dado gigante y a medida que avanzan espacios, llegan a estaciones donde aprenden la importancia de la reducción de bolsas de plástico, la importancia del uso de las bicicletas, reciclaje y sobre elaboración de abono con desechos de los mercados.

"Hemos creado este parque con material de nuestra planta que tiene capacidad para procesar dos toneladas de llantas por hora", explicó Jorge Barba, jefe de Gestión de Residuos Sólidos de Emacruz.

Además de aprender de reciclaje, quienes visitan este espacio tienen la oportunidad de llevarse abono y humus creado a base de lombrices.

Este parque se encuentra instalado en la zona norte de la plaza central de Expocruz.

Comentarios