Escucha esta nota aquí

Se estancan las negociaciones entre los productores agrícolas cruceños y el Gobierno por la banda de precios a los derivados de soya. La anterior semana las mesas técnicas entraron en un cuarto intermedio, sin llegar a un acuerdo concreto. Los soyeros esperan el reinicio del diálogo.

En el mes de febrero, los productores de soya de Santa Cruz bloquearon durante cinco días las principales vías de acceso a este departamento exigiendo la anulación de una banda de precios que regula la venta de derivados de la soya como la harina solvente.

Esta regulación, según los soyeros, altera el precio que reciben de las industrias por la venta de sus granos. Luego de varias protestas el Gobierno instaló mesas técnicas para tratar de buscar un acuerdo.

Pero de entrada el Poder Ejecutivo sostiene que es imposible retirar las regulaciones, porque implicaría una subida de precios en los productos de primera necesidad y pondría en peligro la seguridad alimentaria. 

Esta premisa es rechazada por el sector productivo porque aseguran que solo un 20% de la producción del sector va para el mercado interno.

Fidel Flores, presidente de la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), explicó que como contrapropuesta, el sector planteó al Gobierno aplicar esta banda de precios a los productores pecuarios pequeños que tienen una demanda de 10 toneladas por mes.

Esto iba a beneficiar al 85% de los productores agropecuarios, y los demás tenían que comprar al precio del mercado”, dijo.

No obstante, este ofrecimiento fue rechazado tanto por el Gobierno y los productores pecuarios de occidente, explicó Flores.

El dirigente sostuvo que “soluciones concretas no se encontraron” porque se espera la respuesta del Gobierno que pese a rechazar en primera instancia la sugerencia quedó en analizarla con sus técnicos.

“Queremos mejorar la banda de precios para que se acerque el precio real, ahora la banda  de precios hasta junio es de $us 323 por tonelada de harina de soya, cuando el precio del mercado está arriba de $us 400. No tenemos una solución concreta”, dijo.

El dirigente sostuvo que actualmente el precio del grano está por encima de los $us 500 la tonelada en el mercado internacional y ese valor ayuda a paliar las pérdidas económicas generadas por efectos climáticos y pandemia. 

Comentarios