Escucha esta nota aquí

Agobiados y furiosos. Así se encuentran los más de 200 transportistas pesados que continúan parados en la frontera Tambo Quemado-Chungara (límites entre Bolivia y Chile), porque el acuerdo que firmaron con el Gobierno no solucionó el conflicto con las autoridades del país vecino por las pruebas anticovid.


“Los que dicen que se solucionó (el problema) están mintiendo. No se solucionó nada. Los compañeros que ingresaron a Chile, en el segundo grupo, están regresando todos, porque la mayoría dieron positivo para Covid”, dijo uno de los conductores.


El miércoles, el Gobierno boliviano afirmó que el conflicto de ingreso a Chile se había solucionado; aunque el documento firmado por una decena de autoridades bolivianas, estaba condicionado a las respuestas de Chile y fueron negativas. El primer punto del acuerdo con los transportistas señalaba que la Cancillería boliviana estaba haciendo gestiones ante el consulado de Chile para que se realice una segunda prueba anticovid a los choferes.  


Uno de los conductores, que se convirtió en el portavoz de sus compañeros informó que el Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Oruro tomó las pruebas a 195 conductores y los resultados fueron negativos en todos los casos.


“De los 195 choferes que nos hemos tomado la prueba, todos hemos salido negativos”, informó y provocó la euforia de sus colegas, sin embargo, a las pocas horas, otro conductor mostraba cómo los choferes volvían del paso fronterizo con Chile, porque las pruebas realizadas en el vecino país, arrojaron como casos positivos.


Los choferes no encuentran una explicación a cómo en Bolivia las pruebas antígenas dan negativo; pero en el lado chileno arrojan positivo y  las autoridades chilenas dan ese resultado por válido.


Asimismo, los conductores revelaron que dar positivo en una prueba en Chile significa que ese conductor tiene una sanción de 15 días, es decir, no puede ingresar a esa nación hasta después de ese tiempo; con una segunda prueba significa 30 días.


Algunos propietarios de camiones convocaron a transportistas “de relevo”; contactaron a colegas que sí puedan ingresar a Chile, llevando carga o trayendo mercadería de los puertos de Arica o Iquique, pero curiosamente también dieron positivo y fueron rechazados.

Comentarios