Escucha esta nota aquí

La solución se hace esperar. Hasta las 18:02 de hoy miércoles no se habían reunido los trabajadores de la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana) y las autoridades de Gobierno para evitar el paro indefinido, anunciado a partir de las cero horas de este jueves, con el que pretenden paralizar las 42 terminales aéreas del país.

Omar Alcón, secretario ejecutivo de la entidad que aglutina a los trabajadores, confirmó a EL DEBER que recibieron memorándums de la Dirección General de Aasana donde se los conmina a trabajar en un plan de contingencia bajo amenaza de acciones enmarcadas en la ley y que ante la falta de predisposición del Gobierno, más tarde se trasladará al aeropuerto de El Alto para organizar con las bases la medida de protesta.

Asimismo, el secretario de Conflictos de la Federación Nacional de Trabajadores de Aasana, Néstor Villarroel, y, en Sucre, el dirigente regional Daniel Villarroel confirmaron al diario Correo del Sur que hasta la tarde de este miércoles, no hubo acercamiento con las autoridades nacionales.

Además del pago de haberes, los trabajadores reclaman una respuesta al pedido de un fondo rotatorio de Bs 83,8 millones con el que pretenden brindar un alivio económico a la empresa estatal.

Sus dirigentes deslindan la responsabilidad por las consecuencias que causará el paro. Solo atenderán vuelos humanitarios, de emergencia (para recibir vacunas y oxígeno) y sobrevuelos internacionales mientras dure la protesta.

Hasta el momento no se han pronunciado sobre el tema los ministerios de Obras Públicas y Servicios y de Economía y Finanzas Públicas que negociaron el 20 de mayo de 2021 con el sector, cuando los dependientes de Aasana cumplieron un paro de 16 horas que afectó 51 vuelos en el eje central del país.


Comentarios