Escucha esta nota aquí

Definida como la actividad ilegal que consiste en comerciar con productos sin pagar los impuestos correspondientes, en especial los impuestos aduaneros, el contrabando es un mal que afecta a Bolivia desde hace mucho (genera pérdidas anuales por $us 2.300 milloes), pero que en una situación de crisis como la actual, deteriora aún más a las empresas nacionales.

Por ello, es que un equipo de EL DEBER se trasladó hasta Yacuiba para constatar las 40 rutas ilegales por las que ingresan productos perforando el cierre de fronteras y el control para evitar los contagios de Covid-19.

Esta será la primera entrega de una serie de trabajos que cubrirán los otros puntos fronterizos de Argentina, Brasil, Chile y Perú.

Este informe especial imperdible se publicará este domingo 18 de abril en el suplemento Económico, que se publicará junto con EL DEBER.  

Comentarios