Escucha esta nota aquí

Al cambio del presidente de Yacimientos, ayer se sumó la del titular del Banco Central de Bolivia (BCB). Guillermo Aponte, nuevo presidente del BCB, garantizó mantener la estabilidad del tipo de cambio y el equilibrio de la política monetaria, económica y financiera del país, debido a que forma parte de un Gobierno de transición.

Antes, la presidenta del país, Jeanine Áñez, al posicionar a Aponte y a cuatro directores más sostuvo que eligió a profesionales del más alto nivel técnico y ético, con amplia experiencia en materia económica y financiera.

Añez destacó el papel del BCB como responsable de mantener la estabilidad monetaria y cambiaria del país.

“El Banco Central de Bolivia tiene funciones estratégicas en el país, voy a citar algunas de las más importantes, mantener la estabilidad del poder adquisitivo interno de la moneda para contribuir en el desarrollo económico y social, determinar la política monetaria y cambiaria, el sistema de pagos, la emisión de moneda y la administración de las reservas internacionales”, precisó la jefa de Estado.

Añez destacó que el nuevo presidente del BCB es economista de profesión con especialización en el sistema financiero y seguros en Suiza y en la escuela de la organización industrial de España, y premio al mérito docente 2018.

Cabe señalar que el cambio se da en medio de las observaciones por el uso y destino de Bs 520 millones, durante los conflictos que vivió el país y que el ahora expresidente del BCB Pablo Ramos tuvo que explicar durante siete horas a la justicia.

Al nuevo presidente del BCB, se sumaron: Luis Pinell (doctor en Economía de la Universidad de Harvard), Walter Morales (experto en finanzas y en la bolsa de valores), José Gabriel Espinoza (experto en regulación y análisis económico) y Roger Banegas (magister en Economía y Finanzas) que juraron como parte del directorio del ente emisor que tendrá que trabajar de forma coordinada con el Ministerio de Economía.

Ante todo, la estabilidad

Aponte agradeció a la presidenta por la confianza para asumir ese cargo y destacó que la mandataria designa a las autoridades con convicción de la calidad técnica y humana.

El nuevo hombre fuerte del BCB sostuvo que su trabajo se centrará en mantener la estabilidad monetaria, cambiaria y la solvencia financiera del país.

Aponte indicó que tras asumir funciones observó que el sistema financiero del país es solvente y estable, a tiempo de detallar que al 4 de diciembre de este año los depósitos son de $us 25.652 millones. Mientras que entre el 27 de noviembre y el 4 de diciembre los bancos múltiples y Pymes presentaron un incremento de depósitos por $us 276 millones, la cartera bruta alcanzó a $us 26.492 millones y los bancos múltiples y Pymes presentaron un incremento de $us 55 millones en la cartera de créditos. En cuanto a la mora bancaria señaló que es de un 2,3% de la cartera, que es de $us 598 millones, pero que a su criterio está debidamente provisionada con un monto hasta $us 783 millones.

Sobre el tema, el economista Julio Linares, comentó que el nuevo presidente del BCB es una persona preparada y con mucha experiencia, pero considera que el principal objetivo de la nueva administración es devolver la autonomía de gestión a la entidad. Asimismo, señaló que los préstamos a las empresas estatales deficitarias deben acabarse, ya que las mismas afectan negativamente a las reservas internacionales.

“Es importante que deje de ser una unidad más del Gobierno, como ha sido en estos 14 años, donde el presidente instruía que el BCB sea una entidad de préstamos a proyectos que no tenían rentabilidad”, sostuvo Linares.