Escucha esta nota aquí

El paro convocado para mañana por el sector de transporte está confirmado. Y también se suman nuevos sectores al pedido de ampliación del diferimiento de créditos por préstamos bancarios, según la información a la que accedió EL DEBER y que fue expuesta desde diferentes frentes. La medida contempla bloqueo de carreteras y ciudades desde las 00:00 de este martes 12 de enero, y se extenderá por 24 horas.

Mario Guerrero, dirigente del transporte urbano cruceño, ratificó que la medida se desarrollará a escala nacional y que la decisión tiene el respaldo de la Confederación de Choferes de Bolivia.

"El ampliado nacional luego de analizar el planteamiento del Gobierno de que en la reprogramación y refinanciamiento se aplicará un periodo de 4 meses de gracia, considera una burla y un engaño al autotransporte boliviano y a la población en general, por cuanto las entidades bancarias siguen aplicando nuevos intereses y pago de capital atentando contra la magra economía de los transportistas", reza un comunicado del sector.

A esto se suma el pedido de la ampliación del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT) para que continúe vigente en su cobertura durante toda la gestión 2021, considerando que los recursos de siniestralidad son suficientes para atender los gastos de la nueva gestión.

Por otro lado, el autotransporte también demanda el mantenimiento de calles y carreteras, así como dejar sin efecto la disposiciones que restringen la prestación de servicios al 100% y los horarios de circulación, medidas dictadas por las autoridades para contener la segunda ola de contagios por Covid-19.

La Federación Departamental de Cooperativas de Transporte de Santa Cruz y el transporte pesado también se sumaron a la medida. Juan Yujra, dirigente de este último frente mencionado, manifestó que el problema crediticio no solo afecta al transporte, sino a la población en general. Lamentó que no haya una respuesta concreta del Gobierno.

"Nosotros no somos locos ni radicales. Mandamos notas al ministro de Economía, a Vicepresidencia, a Obras Públicas y a otras entidades para hacer el reclamo y eso muestra que les queda grande el cargo. No hay convocatoria ni nada. Es obvio que no queremos llegar a medidas de bloqueo, pero ellos deben escuchar y entender nuestra situación", apuntó Yujra.

El dirigente sostuvo que hay incertidumbre respecto al futuro y que la economía del sector obliga también a tomar esta medida que asumirá todo el transporte, es decir, el libre, urbano, provinciales, pesados y otros. Si es que no hay flexibilidad por parte del Gobierno central, podrían radicalizar sus medidas con un paro indefinido.

Además, la Confederación Nacional de Trabajadores Gremiales de Bolivia, la Cámara Nacional de Productores de Quinua, parte del sector de importaciones y otros se suman a esta medida.

"Vamos a respaldar el paro movilizado el día martes 12 de enero en todo el territorio nacional para exigir al Gobierno nacional el diferimiento de créditos bancarios por toda la gestión 2021 y la condonación de intereses por todo el tiempo del diferimiento de créditos, es decir, de marzo a diciembre del 2020 y toda la gestión 2021", reza un comunicado de los gremiales.

Entretanto, las autoridades del Ministerio de Economía se reunirán este lunes, 11 de enero, a las 16:00 con el sector de transporte para abordar este tema, según el dirigente Mario Guerrero, pero hasta el momento el paro y el bloqueo nacional está confirmado.

Comentarios