Escucha esta nota aquí

De acuerdo con las previsiones de los organismos internacionales que desde principio de año se vienen publicando, el crecimiento de la economía nacional no superará el 4%.

Si bien es cierto que las proyecciones sobre el desempeño macroeconómico del país es uno de los mejores en comparación con las naciones de la región, para los analistas consultados no alcanza para cumplir con el pago del segundo aguinaldo.

En su informe de octubre, el Fondo Monetario Internacional (FMI), bajó su pronóstico de crecimiento económico para Bolivia este año, del 4% proyectado en abril pasado el dígito cambió a 3,9%.

El informe Perspectivas de la Economía Mundial del FMI también proyecta que el Producto Interno Bruto (PIB) del país crecerá un 3,8% en 2020.

A su vez, en agosto, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) proyectó, en su informe Estudio Económico de América Latina y el Caribe 2019, que el PIB de Bolivia crecerá este año un 4%, y será nuevamente la economía con mayor expansión en Sudamérica.

Según el informe de la Cepal se establece que, al primer trimestre de este año, Bolivia ya sacó ventaja a los demás países de la región, en cuanto a crecimiento económico, con una expansión del 4%.

Al respecto, Víctor Hugo Figueroa, expresidente del Colegio de Economistas de Bolivia, sostuvo que los informes de las instituciones internacionales no hacen otra cosa que confirmar lo que está pasando en el país en donde la desaceleración económica afecta el desempeño de los distintos sectores productivos como la construcción, hidrocarburos y la manufactura.

Figueroa hizo notar que el déficit comercial y fiscal es una muestra del escenario difícil que atraviesa la economía nacional.

A su vez, el Banco Mundial (BM), en su informe de junio Perspectivas Económicas mundiales: Altas tensiones, escasas inversiones, proyecta un crecimiento de la economía nacional del 4%, algo que el Ministerio de Economía destacó debido a que dicho porcentaje está por arriba de Perú (3,8%), Colombia (3,5%) y Paraguay (3,3%).

Si bien el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) no realiza proyecciones de crecimiento, toma en cuenta las proyecciones realizadas por las demás entidades internacionales, por lo que considera que el crecimiento del PIB boliviano es robusto y uno de los más altos de Sudamérica.

Así lo remarcó Alejandro Melandri, representante del BID en Bolivia, que subrayó que el crecimiento boliviano es significativo.

Para Jhony Mercado, expresidente del Colegio de Economistas de Bolivia, las apreciaciones del BID toma un aspecto de la economía que son las variables macroeconómicas, pero no contempla de forma integral la actual situación que se caracteriza por bajas exportaciones, un mayor gasto público que genera un desequilibrio fiscal.

Sobre el tema, Luis Arce, ministro de Economía, en entrevista con la cadena de noticias CNN en Español informó que “Bolivia es el país que más crece en la región y seguirá siendo la economía de mayor crecimiento, viene lo mejor para Bolivia”, dijo Arce.