Escucha esta nota aquí

Un libro inédito Modelo de desarrollo cruceño: Factores y valores que explican su éxito es el regalo del Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) y la  Sociedad de Estudios Geográficos e Históricos de Santa Cruz (SEGH-SC) -la misma del Memorándum de 1904-, en homenaje a Santa Cruz en su efeméride.

Los economistas Carlos Hugo Barbery, Pablo Mendieta y Gary Rodríguez, y el sicólogo Óscar Soruco (Tumpa) son los autores del libro, en cuyo compendio destaca un abordaje histórico, filosófico, social y económico.

Con motivo de la presentación, el presidente del IBCE, Demetrio Soruco Henicke, no ocultó su satisfacción por el trabajo realizado y por “contar con un libro que desde un enfoque multidisciplinario, permite constatar que el modelo de desarrollo cruceño existe y, aunque no es perfecto, ha demostrado que es exitoso porque ha servido para sacar de la pobreza a mucha gente del lugar, así como a cientos de miles de migrantes que llegaron del interior y desde el extranjero buscando mejores días en Santa Cruz, una suerte de ‘tierra prometida’ donde el progreso se basa en el trabajo y la pacífica convivencia entre los bolivianos de todas partes y extranjeros”, indicó.

Herland Vhiestrox Herbas, presidente de la SEGH, resaltó el hecho de que los autores son cruceños no nacidos en Santa Cruz de la Sierra: “El repaso de la historia cruceña lo hace Carlos Hugo Barbery, nacido en provincia; el alma cruceña es explicada por Óscar Soruco, nacido en Brasil y de padres bolivianos; el abordaje del espíritu cruceño es de Gary Rodríguez, que nació en Cochabamba; y el análisis de las bases económicas del desarrollo cruceño, lo hace Pablo Mendieta, de Potosí, mostrando que nuestro modelo de desarrollo se sustenta en la gente, tanto en la oriunda, como en quienes deciden pasar a ser parte de ella”, remarcó.

Aporte de los autores

“Mi contribución tiene que ver con presentar los hechos históricos más relevantes que muestran cómo los factores y valores del modelo de desarrollo cruceño tienen rastros desde la misma fundación de la ciudad -incluso desde antes, en la persona de su fundador- sus traslaciones, afincamiento final, la preservación de su nombre, etc., ya que los pobladores de entonces, al igual que los de hoy, muestran un ímpetu para hacer que las cosas sucedan en una Santa Cruz que nunca tuvo una vida fácil, ni para llegar a ser fundada ni en el transcurso de la historia hasta llegar a ser hoy, el puntal del desarrollo económico nacional”, indica Barbery.

En relación a su aporte, Soruco afirma que “el abordaje sobre el alma cruceña tiene la misión de ver y encontrar qué es lo que une a los pueblos, qué los sostiene; por supuesto que son múltiples las respuestas, pero la historia, como práctica y como teoría nos enseña que un fenómeno llamado “alma” es central y atraviesa a todos los individuos, todos los pueblos, porque además es la única vía a otra vida después de la muerte, y en los pueblos se nos presenta como esencia teleológica, quizás la mayor virtud de nuestro pueblo. Ese cuidado debemos tener los cruceños”.

"En relación al espíritu cruceño, dos sondeos confirmaron cómo sus principales atributos, el ser ‘querendón de su tierra’ y ‘emprendedor’ como esencia del cruceño -no solo del oriundo sino de todo migrante que asume tal condición- impulsándolo a ‘hacer’ en lo material y a ‘ser’, a realizarse en lo espiritual; esta es la base del modelo de desarrollo cruceño explicado por cinco factores (recursos naturales, humanos, financieros tecnológicos e institucionales) y cinco valores (libertad, individualidad, competitividad, cooperativismo e integración), existiendo evidencias claras de sus positivos resultados socioeconómicos, demostrando que el modelo de desarrollo cruceño existe, que es exitoso; sin embargo, puede ser perfeccionado", refiere Rodríguez.

En lo que respecta a las bases económicas del desarrollo cruceño, Mendieta sostiene que “el alto crecimiento de Santa Cruz responde a un entorno amigable para emprender y trabajar según el enfoque convencionalmente usado de contabilidad de crecimiento, a lo cual se suma la abundancia de recursos naturales y una institucionalidad unida en torno al desarrollo regional y nacional, motivo por el cual se debe promover el desarrollo de Santa Cruz a fin de apuntalar el crecimiento boliviano, dada la complementariedad existente entre el departamento cruceño y el resto del país, para lo cual resulta importante concentrar esfuerzos en mejorar la eficiencia y la productividad, en un contexto cada vez más exigente y competitivo”.

Un resumen del libro será presentado este domingo en el informe central del suplemento Económico del Grupo EL DEBER.

Comentarios