Escucha esta nota aquí

El senador Óscar Ortiz (UD) y candidato presidencial por Bolivia dice No, informó que presentará ante la Unidad de Transparencia del Ministerio de Hidrocarburos una denuncia contra la empresa Sproule y autoridades del Ministerio de Hidrocarburos para que se investigue este proceso de contratación y los resultados que entregaron a YPFB, porque supuestamente faltaron a la verdad respecto a las cifras de reservas de gas.

"Recibí una copia del informe sobre certificación de reservas que presentó la empresa Sproule a YPFB al 21 de diciembre de 2017 (...). En el marco de mis facultades de fiscalización con el apoyo de expertos que me asesoran se realizó un análisis; se faltó a la verdad con el pueblo boliviano asegurando que se cuenta con 10.7 trillones de pies cúbicos (TCF)", señaló.

El legislador de oposición dijo que el ministro de Hidrocarburos, Luis Sánchez estaba obligado a hacer público el informe de Sproule para que sea analizado por expertos nacionales y una consultora internacional independiente. 

"Solicitaré que la empresa Sproule sea prohibida de tener nuevos contratos con el Estado boliviano por haberse prestado a faltar a la verdad y solicitaré a la Contraloría que abra una investigación para sancionar a quienes incumplieron la ley", manifestó.

Dijo que dicho informe menciona de 5.6 TCF como reservas probadas en producción, y de 3.4 TCF de reservas probadas no desarrolladas o en no producción. "La experiencia entre 2013 y 2017 y la certificación es que muy pocas reservas no desarrolladas mencionadas se volvieron en probadas. Sumadas las reservas se llega a 9 TCF y de forma inexplicable se aumenta a 10.7 TCF", sostuvo.

"Las reservas probadas totales declaradas en el informe de la Consultora Sproule son de 10.7 TCF, las que están sobrevaloradas ya que solamente alcanzan a los 5.58 TCF", indicó Ortiz.

Dijo que el informe de Sproule señala que varios pozos seguirán produciendo hasta el 2030 e incluso hasta el 2045 lo cual técnicamente es improbable, pues no se toman criterios de declinación lineal de la producción como la canalización de agua que se ha sufrido en San Alberto que disminuye los márgenes de recuperación. 

"Si son 5.6 TCF, las reservas probadas en producción, a Brasil le debemos 1.7 TCF que no han recogido, si el contrato de Argentina demandará 3.76 TCF y en los próximos ocho años demandan 1.4 TCF obviamente no hay gas suficiente. Bolivia necesita desesperadamente hallar nuevas reservas para asegurar su propia seguridad energética.

La empresa canadiense Sproule informó en agosto de 2018 junto con autoridades del sector de hidrocarburos, que resultado de la certificación de reservas hidrocarburíferas se determinó que Bolivia cuenta con 10,7 trillones de pies cúbicos (TCF) de gas natural y 240,9 millones de barriles de líquidos.

Más sobre el tema: 

Sproule dice que hay 10,7 TCF de reservas probadas de gas pero no presenta certificación

Demandan entrega de información sobre estudio de reservas

 

 

Comentarios