Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, dijo que no se puede hablar de un paro de la Central Obrera Boliviana (COB) porque sólo existen movilizaciones y bloqueos esporádicos de pequeños grupos de obreros.

El principal ente matriz de los trabajadores inició ayer un paro de 72 horas en demanda de la anulación del decreto que establece el cierre de la estatal Enatex y el respeto a la estabilidad laboral.

Romero recordó que en otras épocas un paro paralizaba el país, no había actividades en ningún ámbito, a diferencia de lo que ocurre en la actualidad que sólo son "bloqueos esporádicos con poca cantidad de gente que pone piedras, alambres para evitar el paso vehicular".

Indicó que en Tarija, Santa Cruz, Beni y Pando no existe ninguna movilización o manifestación de protesta.

La autoridad señaló que la COB tiene 63 afiliados y sólo un pequeño número de maestros, fabriles y trabajadores de la Caja Nacional de Salud (CNS) se moviliza.

Aseveró que la Policía respeta dichas movilizaciones, mitines, concentraciones y marchas, pero advirtió que se intervendrá si bloquean salidas interdepartamentales, calles y avenidas. "Ahí tiene que intervenir la Policía, conversar para disuadir", mencionó.