Escucha esta nota aquí

Gobierno boliviano anunció este viernes que destinará a tareas de seguridad ciudadana 55 millones de dólares provenientes del millonario paquete de créditos de más de 7.000 millones que contraerá con China para financiar diversos proyectos.

El anuncio fue realizado por el ministro de Gobierno, Carlos Romero, quien indicó que una parte del dinero se empleará en la compra de cámaras de vigilancia.

"Esto se ha planificado porque la video vigilancia es muy importante porque multiplica en quince veces la capacidad operativa de la Policía y ayuda a la resolución de muchos casos", dijo Romero en la ciudad de Cochabamba (centro), según la agencia estatal ABI.

El ministro agregó que también comprarán equipos para mejorar la seguridad en las cárceles bolivianas, incluidos "sistemas de control biométrico e inhibidores de llamadas".

Además, se adquirirá tecnología para controlar que en los vehículos de transporte público no se cometan delitos como los llamados "secuestros exprés". Este tipo de secuestro ocurre sobre todo en áreas urbanas, es aleatorio y su objetivo es obligar a las víctimas y a sus familias a que paguen rescates inmediatos.

El Gobierno boliviano coordinará con los gobiernos regionales y municipales que se beneficiarán con recursos del crédito chino para poner en marcha estos proyectos.

El vicepresidente del país, Álvaro García Linera, viajó a China hace dos semanas para reunirse con autoridades del país asiático y abordar el asunto de los créditos, con los que el Ejecutivo boliviano financiará sobre todo proyectos de infraestructura y energía.

Comentarios