Escucha esta nota aquí

Las compras externas de equipos y maquinarias para la industria (bienes de capital) sumó $us 919 millones hasta agosto de 2020, un 35% menos que en el mismo periodo de 2019 cuando fueron $us 1.418 millones, según los datos del Instituto Nacional de Estadística, difundidos por el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Un bien de capital es aquel que forma parte del patrimonio de una compañía. Asimismo, permite producir un bien de consumo que se venderá al público. Es decir, los bienes de capital son aquellos utilizados para llevar a cabo el proceso de producción. Nos referimos, por ejemplo, a la maquinaria que requiere una fábrica y que pertenecerá a la compañía por un prolongado periodo.

 Durante 2019, la principal vía de ingreso para las importaciones de bienes de capital y sus piezas fue Arica-Charaña-Tambo Quemado (océano Pacífico) con el 39% del total, le sigue la vía aérea con el 21% y Corumbá-Puerto Suárez con el 15%

Tomando en cuenta el reporte del año pasado, los mayores compradores de bienes de capital y sus piezas para las empresas bolivianas fueron China con el 29% del valor total importado, Brasil (15%) y Estados Unidos (11%).

Entre el año 2006 y 2019, las importaciones de bienes de capital y sus piezas pasaron de $us 636 millones a $us 2.072 millones, registrando el pico máximo de $us 2.707 millones en 2014.

Sobre ese tema, el economista y experto asesor en comercio, José Gabriel Espinoza, destaca que los bienes importados se destinan a fortalecer el aparato productivo boliviano, que permite dinamizar la economía y el empleo.

Dijo que una parte de las importaciones se encuentran en productos que apoyan al desarrollo del sector agropecuario: insecticidas, herbicidas, fungicidas, tractores y cosechadoras; materiales de construcción y barras de hierro, y automóviles diversos, entre los principales.

Consideró que el saldo comercial de importaciones contra exportaciones refleja la adversa situación externa y el dinamismo de la economía nacional.