Escucha esta nota aquí

Es oficial. Ayer Petrobras, principal empresa hidrocarburífera de Brasil, informó que reducirá los volúmenes de gas que importa de Bolivia.

Los mejores precios del GNL (Gas Natural Licuado), y el incremento de la producción interna, sumado a un plan de desinversión, son los factores que expone la firma brasileña para reducir sus nominaciones.

En este escenario, analistas consultados por EL DEBER, anticipan que la estatal YPFB tendrá que disminuir sus precios para poder competir en un mercado donde abunda la oferta gasífera. Fue el presidente de Petrobras, Roberto Castello Branco, en una conferencia en Río de Janeiro, el que dio a conocer la noticia, aunque dejó en claro que “aún es prematuro decir que podemos prescindir del gas boliviano”.

“Incluso porque tenemos producción propia en Bolivia. Vamos a reducir las compras en Bolivia, pero no podemos prescindir de ese combustible”, agregó. Castello aseguró que actualmente está “negociando un nuevo contrato con Bolivia para reducir las importaciones”.

Prefieren GNL

El titular de Petrobras aseguró que en el segundo trimestre de este año Petrobras importó menos gas natural boliviano debido a que, por sus menores precios en el mercado, era más rentable importar GNL (Gas Natural Licuado) para abastecer a sus clientes.

El exministro de Hidrocarburos, y especialista del sector, Álvaro Ríos, explicó que en el contexto global existe GNL a un precio de entre $us 4 y $us 5 por millón de BTU (MMbtu), debido a la sobreoferta, y se prevé que esta tendencia se prolongue en los próximos dos años. Según datos oficiales de YPFB, el precio del gas que se exporta está a $us 5,86 el MMbtu.

“El mensaje del presidente de Petrobras es que el precio que pagan actualmente no es tan competitivo con relación al que hay en el mercado”, afirmó Ríos. Pero el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, sostuvo que los volúmenes no entregados a Brasil se venderán a empresas privadas de ese país.

“Estamos participando de una licitación para proveer 10 millones de metros cúbicos de gas (Mmm3/d) a cinco distribuidoras de Brasil.

Estamos seguros de ganar dicha licitación, con lo que se tendrá mayor demanda de gas desde ese país”, dijo Sánchez. Pero Ríos explicó que hay sobreoferta de GNL que está llegando competitivamente a “Argentina, Brasil y Chile y el gas boliviano tiene que adecuarse a esas condiciones”. “Bolivia no puede vender más gas vinculado al petróleo, debe competir con el GNL y con el gas que se produce en Brasil”, explicó el especialista.

En respuesta, Sánchez, aseguró que las empresas privadas del país vecino están interesadas en el gas boliviano por la ubicación geográfica de Bolivia. Mientras el experto en hidrocarburos, Hugo Del Granado, coincide con Ríos en que Bolivia deberá bajar los precios de venta a los mismos niveles del GNL.

Pero para el titular del Ministerio de Hidrocarburos, “la nueva política de Brasil permite a la estatal YPFB captar nuevos clientes privados en el país vecino”. Para Del Granado Bolivia ya ha perdido la única ventaja frente a la sobreoferta de gas: el transporte por el gasoducto. “Debido al precio del GNL, esa ventaja se anula y hoy es una desventaja”, matizó. Ahora, depende de la negociación.

Herland Soliz, secretario de Hidrocarburos de la Gobernación de Santa Cruz, explicó que la demanda de importación de gas en Brasil continuará oscilando entre 20 y 25 millones MMm3/d hasta que logren desarrollar el Presal.

“Esto no significa que YPFB cubrirá en tu totalidad esta demanda y a mejores precios, existen otros ofertantes que aparecerán en el mercado, Yacimientos podría vender 20 MMm3/d, o 2 MMm3/d.

Todo dependerá de la capacidad que tenga para negociar”, dijo. Sobre ello, Sánchez dijo que YPFB ya cerró contratos con las empresas Acron (Rusia), para la venta de 2,2 millones de metros cúbicos día (MMm3/d) de gas natural desde el año 2023 por un lapso de 25 años, y la empresa brasileña Ambar por el mismo volumen. “Lo que debo decir a quienes buscan generar zozobra por la nueva política que Brasil ha asumido, es que el contrato entre Bolivia y Brasil está vigente y se lo debe cumplir”, afirmó el ministro del sector.

Tags

Comentarios