Escucha esta nota aquí


Ni bien tomó las riendas del Ministerio de Economía, Óscar Ortiz, fijó sus metas como nuevo administrador de la chequera del país. Entre los puntos de su agenda está ejecutar el plan de reactivación económica del Gobierno que establece: la otorgación de créditos masivos a productores y empresas, la creación de empleo, el incentivo fiscal, el incentivo al consumo de productos nacionales y el ahorro del gasto público. Pero su ejecución no será inmediata y dependerá, en gran medida, de la habilidad política de la nueva autoridad.

Todo esto, a dos meses de las elecciones generales, en las que la actual presidenta es candidata, y en medio de críticas por la falta de celeridad en la ejecución del plan que él mismo elaboró cuando era ministro de Desarrollo Productivo.

Bolivia lleva más de tres meses en cuarentena, debido a la presencia del coronavirus en el país. Si bien la medida se flexibilizó, dejó a la economía en recesión.

A la hora de explicar su agenda de trabajo, Ortiz precisó que la otorgación de créditos "apoyará a todas las unidades económicas, desde pequeñas, medianas y productores agropecuarios".

La autoridad informó que incluso se dieron los primeros pasos para la creación de empleo con obras estatales. Aunque no detalló cuáles.

En esta línea, dijo que se dará mayor “dinamismo a los programas de vivienda social del Estado" mediante el desembolso de créditos para la compra, construcción o ampliación de las viviendas.

Otro de los ejes del programa prevé el incentivo fiscal a emprendedores, para lo cual se alista un decreto para facilitar proyectos empresariales.

Ortiz habló de incentivar el consumo de productos bolivianos, para lo cual el Gobierno trabaja en un decreto que "mejora los puntajes de los artículos nacionales, en las compras estatales".

En esa línea, adelantó que el Banco Central de Bolivia, inyectará liquidez para financiar proyectos nacionales de turismo y producción nacional. Por último, dijo que el Estado cortará gastos innecesarios.

Hasta aquí el plan no tiene ninguna observación, es lo que se debe hacer, coinciden expertos consultados. Pero los mismos recomiendan agilizar reglamentos para ejecutar parte del programa, porque las elecciones están a la vuelta de la esquina.

El economista Germán Molina, señaló que es muy difícil que el actual ministro cumpla cada una de sus metas. Cita como un factor determinante la falta de reglas e incluso de personal de confianza en su entorno para aplicar este paquete de medidas.

“Hasta ahora se mantienen los funcionarios que estuvieron con el anterior Gobierno”, dijo.

Observó que es muy difícil ejecutar un plan ambicioso en un periodo de dos meses.

El especialista en finanzas, Jaime Dunn, explicó que el programa estatal tiene elementos de corto, mediano y largo plazo. Por eso, ve poco probable que se ejecute hasta septiembre, se necesitan reglamentos y una serie de procesos que demoran tiempo.

A esto se suma que el programa está condicionado a su financiamiento, en su mayoría depende de créditos externos y deben ser aprobados por la Asamblea Legislativa, ahí es donde la figura de Ortiz juega un rol clave, sostiene Dunn.

Para él, el Gobierno aprovechará la pericia política de la nueva autoridad. Ortiz sabe moverse entre los 'pesos pesados' de la Asamblea, y la idea es que libere el camino para que el paquete de propuestas se ejecute incluso después de septiembre.

“Un plan de estas características demora tiempo, entre uno o dos años, y la llegada de un ministro con perfil político, es para asegurar que, hasta el próximo año, el programa se siga ejecutando”, explicó.

Pero el tiempo corre, y para el especialista, es importante lograr acuerdos lo más antes posible.

El economista Napoleón Pacheco, coincidió en la limitante del tiempo para ejecutar un plan complejo como el planteado por Ortiz.

Pero al igual que Dunn, afirma que la habilidad política de la nueva autoridad será determinante para destrabar los candados en la Asamblea Legislativa.

“En términos reales, el tiempo es muy corto (faltan dos meses para las elecciones). Él va a concentrase en negociar con el MAS en la Asamblea Legislativa para concretar algunos de los puntos que ha mencionado, pero no le dará más tiempo, justamente por esta restricción. Pero ya en su primer discurso, vemos su perfil político, que lo llevó al ministerio”, dijo.



Lea también

ECONOMÍA

Exministro de Economía cita temas personales en la renuncia que presentó a Áñez un día antes

El economista Gonzalo Chávez, dijo que el exministro de Economía y Finanzas, tiene un alto perfil técnico