Escucha esta nota aquí

La crisis comienza a sentirse en el país. La presidenta de la Cámara de la Pequeña Industria y Artesanía Productiva (Cadepia), Luz Mary Zelaya, informó que un 65% de las empresas de ese sector en Cochabamba, tuvo que cerrar debido al daño económico que provocó la pandemia del Covid-19.

La microempresaria señaló que “el año pasado había muchas empresas inscritas en Fundempresa (Fundación para el Desarrollo Empresarial)” pero debido a la emergencia sanitaría, a escala nacional un 35% cerró sus puertas definitivamente.

Pero en Cochabamba, según Zelaya, un 65% de las unidades productivas tiró la toalla ante esta situación y dejó de operar.

A julio de 2019 cerraron 256 empresas, a julio de este año son 741; es decir, hay una variación del 179,6%, la mayoría está vinculada al sector manufacturero”, indicó la presidenta de Cadepia, según reporte de ABI.

La dirigente sectorial exigió a las autoridades del sector económico concertar medidas que permitan frenar el colapso del sector en Cochabamba.

En marzo, cuando comenzaron los primeros casos por coronavirus el Gobierno decretó una cuarentena rígida que detuvo todas las actividades económicas. Uno de los sectores más afectados fue el de las microempresas.

De hecho, según datos de las Confederación de la Micro y Pequeña Empresa de Bolivia (Conamype) más de 150.000 firmas cerraron sus puertas por la pandemia.

Para aliviar la dura realidad del sector, el Gobierno realizó una serie medidas que contempla la dotación de créditos para las unidades productivas afectadas por la emergencia sanitaria. Sin embargo, los microempresarios aseguraron que las acciones no alcanzan para reactivar a las empresas que sufren por la crisis.