Escucha esta nota aquí

Los buenos precios en los mercados internacionales comienzan a tener efecto en el comercio exterior boliviano. De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en febrero el país registró un superávit comercial de 236 millones de dólares.

Según el INE, se trata de un saldo superior a los 198 millones de dólares registrados en 2020 y el más alto desde la gestión 2015.

Es la segunda vez en el año que la balanza comercial resulta favorable para Bolivia. En enero, el superávit fue de 136 millones de dólares.

Estos números positivos se explican por el incremento de las exportaciones, que a febrero llegaron a 1.465 millones de dólares, y la reducción de las importaciones que alcanzaron a 1.228 millones de dólares, menor en 198 millones al dato registrado en igual período de 2020.

Exportaciones

De enero a febrero de 2021, las exportaciones nacionales registraron un leve incremento debido a las variaciones positivas de actividades económicas como: agricultura, ganadería, caza, silvicultura y pesca que tuvieron un incremento de un 10,1%. Además, la extracción de minerales en 23,4% y la Industria manufacturera en 9,2%.

Durante este periodo, los principales productos que aumentaron sus exportaciones dentro del sector agrícola fueron la castaña en 4,8%, bananas en 59,2% y semillas de sésamo en 344,1%, respecto al mismo período del 2020.

En cambio, la actividad de extracción de Hidrocarburos al mes de febrero de 2021 disminuyó en -29,0%, porque las exportaciones del gas natural descendieron en -29,3%.

Mientras que, la actividad de extracción de minerales presentó una variación positiva en el período de referencia, que se explica por el incremento de las exportaciones de plata en un 68,8% y del mineral de plomo en 22,6%; destacándose también las ventas externas de estaño que alcanzaron a 14,0 millones.

Por otro lado, los principales productos de la industria manufacturera que incrementaron sus exportaciones, en valor, fueron los derivados de soya en 69,4%, el estaño metálico en 42,4% y carne de la especie bovina en 96,0%, en comparación al mismo período del 2020.

Factor precio

El incremento de las exportaciones se debe al incremento del precio de las materias primas. Según el INE, por ejemplo, el precio de la soya creció en febrero de este año, se cotizó en $us 574,80 la tonelada, un 53,02% superior con relación al mismo periodo del 2020.

El precio de los minerales, también sufrieron una variación positiva. Durante el segundo mes de este año, el precio del estaño creció en un 59,68% con relación al mismo periodo de 2020. Por otro lado, la plata creció en un 52,65% y el oro en 13,22%.

El presidente del Colegio de Economistas de Bolivia, Jorge Akamine, señaló que las cifras reflejan un incremento en las exportaciones por el factor de los precios internacionales y no tanto por el incremento de los volúmenes que se mantienen similares. No obstante, el ingreso de divisas ayudará a fortalecer las reservas de internacionales.

“Vemos que la fluctuación (de los precios) muestran una recuperación. Habría que ver como potenciar las exportaciones de hidrocarburos, porque esto ayudaría a dar un impulso a las exportaciones y se debería revisar la política de cupos para el sector no tradicional”, dijo.

Comentarios