Escucha esta nota aquí

La sequía se agrava en la zona de la Chiquitania. Este domingo el presidente de la Asociación de Municipios de Santa Cruz (Amdecruz), Moisés Salces, explicó que varios municipios han llegado al extremo de transportar agua en cisterna. Ante esta situación, informó que los municipios de San Miguel, San Rafael y San Matías se declararán en zona de desastre.

Hasta la fecha, el único municipio que tomó esta decisión fue San Ignacio, comuna de la cual Salces es alcalde.

En la Chiquitania la situación grave. Ahora estamos acarreando agua en cisternas a nuestra comunidades, los más afectados, somos los municipios de San Miguel, San Rafael y San Ignacio”, sostuvo.

Lo urgente en esas regiones, según el munícipe, es garantizar la provisión de alimento para ganado y las personas de las comunidades afectadas por el fenómeno climático.

“Por ejemplo, en San Ignacio tenemos más de 3.700 hectáreas afectadas por la sequía”, dijo.

Ayuda

Según Salces, las autoridades están al tanto de los problemas. Incluso, sostuvo que se está trabajando con Defensa Civil, que entregó cisternas a San Miguel, San Rafael y San Ignacio para transportar agua.

Justamente, las comunas de San Miguel, San Rafael y San Matías, “la situación es complicada porque no tienen recursos para soportar los efectos, por lo que alistan la declaratoria de desastre”.

“Hay mucha impotencia por no poder ayudar a la gente. Aquí, en San Ignacio somos más de 80 comunidades afectadas son más de 2.000 familias”, dijo.

Para este lunes, la Amdecruz dará un informe más detallado sobre los problemas ocasionados por este fenómeno.

Fuego controlado

Según Amdecruz, existen dos focos de magnitud; uno en la zona de Copaibo y otro en el parque Noel Kempff Mercado, pero están siendo controlados por los equipos de emergencia que se desplegaron.

De acuerdo la Autoridad de Bosques y Tierra (ABT) un camión cisterna reforzará el trabajo de liquidación del fuego en la Área Protegida Municipal “Reserva del Copaibo”, que desde hace días vienen realizando los bomberos voluntarios de Funsar y de la Gobernación.

De acuerdo a un comunicado de la ABT, “además de brindar el soporte logístico con dos camiones cisterns, drone y rastreo satelital para liquidar el incendio, la ABT está realizando las investigaciones correspondientes, a fin de determinar su origen y sancionar a los autores”.