Escucha esta nota aquí

Los precios mundiales de los alimentos aumentaron el año pasado un 28,1%, con respecto a 2020, alcanzando el nivel medio más alto desde 2011, señaló la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en la presentación de su último informe .

Todos los subíndices de alimentos (cereales, un 27%; aceites vegetales, un 66%; lácteos, un 17%; carne, un 13% y azúcar, un 37,5%) cerraron el año pasado con incrementos considerables, según los datos de la FAO.

Abdolreza Abbassian, economista superior de la FAO, dijo: “Si bien normalmente se espera que precios altos den lugar a un aumento de la producción, los elevados costos de los insumos, la actual pandemia mundial y las condiciones de creciente incertidumbre climática dejan poco margen para el optimismo en lo que respecta a la recuperación de condiciones comerciales más estables incluso en 2022”.

La FAO además señaló que el encarecimiento de los alimentos en los países dependientes de las compras externas está poniendo en peligro a los sectores más pobres.

Comentarios