Escucha esta nota aquí

El presidente Luis Arce aseguró el sábado por la noche que la abrogación de los decretos 4139 y 4181 que, en criterio del Gobierno, ponían en riesgo la seguridad alimentaria de Bolivia y favorecían a las grandes exportadoras e importadoras, contribuyen a la recuperación de la economía, sumida en una profunda crisis debido a las supuestas medidas improvisadas del gobierno de Jeanine Áñez.

"Abrogamos los Decretos 4139 y 4181 que el gobierno de facto aplicó para 'liberar las exportaciones'. Esa medida solo favoreció a grandes exportadoras e importadoras y puso en riesgo la seguridad alimentaria de #Bolivia. Esta abrogación contribuye a la recuperación la economía (sic)", escribió el Jefe de Estado en su cuenta de Twitter.

En pasadas declaraciones, el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, explicó que la norma 4139, aprobada el 22 de enero de 2020, iba en contra de la política social comunitaria, que "siempre ha privilegiado el mantenimiento de la seguridad alimentaria", debido a que autorizaba la exportación de productos sin garantizar el abastecimiento interno nacional. Sin embargo, en lo que respecta a la producción de soya y derivados, Bolivia consume el 20% de la oferta nacional debido a que el cultivo fue concebido para exportación y en las últimas semanas se cotiza a $us 430 la tonelada, el precio más alto desde 2016.

Con el retorno a la normativa antigua, ahora los productores deberán solicitar un certificado de abastecimiento interno y precio justo para poder exportar.

Asimismo, Montenegro dijo que se abrogó el Decreto Supremo 4181, promulgado el 12 de marzo de 2020, que establecía un nuevo procedimiento para la devolución del gravamen arancelario para la importación de mercancías, favoreciendo a grandes empresas exportadoras y principalmente importadoras.

Comentarios