Escucha esta nota aquí

Los productores del municipio de Cuatro Cañadas bloquearán la carretera que une Santa Cruz con la Chiquitania, si es que las autoridades no atienden sus demandas.

Durante una reunión de emergencia realizada este sábado, el dirigente Adán Mérida informó que las cuatro reuniones que sostuvieron junto con instituciones como la CAO (Cámara Agropecuaria del Oriente), Anapo (Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo), Caniob y las autoridades nacionales, no se registraron avances sobre los pedidos del sector.

“Para determinar las medidas de presión en forma conjunta se decidió esperar los resultados de la reunión de directorio de Anapo central. Si las autoridades nacionales no se pronuncian hasta las 18:00 del lunes 1 de marzo de 2021, los productores de la filial de Cuatro Cañadas y otros sectores determinaron el cierre de carretera de forma indefinida”, señala el acta de la reunión.

El sábado, Néstor Huanca, ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, en conferencia de prensa informó que un acuerdo firmado el viernes, entre el Gobierno y los sectores de la industria, productores y pecuarios, garantiza el abastecimiento de productos derivados de soya al sector pecuario y permite que se levanten los puntos de bloqueo de los afiliados de Anapo.

La autoridad además indicó que se conformará, desde el jueves 4 de marzo, una mesa técnica para abordar las propuestas que buscan mejorar el complejo oleaginoso, con la participación de todos los actores del sector agropecuario.          

Antecedentes

El sábado, los productores de soya aceptaron levantar los bloqueos de caminos tras seis días de una medida que se efectuó principalmente en el departamento de Santa Cruz.

El presidente de Anapo, Fidel Flores, recordó que su sector pide la eliminación de la banda de precios de la harina de soya, a fin de conseguir precios justos. 

Un acuerdo al que se arribó -según Flores- es que la actual franja de precios se mantenga para este año solo para los pequeños productores, que representan al 80 por ciento de los que se dedican al rubro y que el Gobierno deberá compensar el margen del nuevo costo con un "subsidio" desde 2022.

No obstante, los productores pecuarios y grandes "deben comprar el grano de soya a precio de mercado" como señal de "flexibilidad para solucionar el tema", remarcó Flores. 

A decir de Flores, la banda de precios establecida por el Gobierno hace que les ofrezcan 50 dólares menos por tonelada de grano de soya, lo que representa una pérdida de más de 100 millones de dólares para su sector.


Comentarios