Escucha esta nota aquí

Después de que el Senasag revelara el decomiso de 62 toneladas (62.794 kilos) y 112.959 litros de insumos agrícolas que no cumplían con las normas fitosanitarias para su comercialización, la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), la Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), la Asociación de Proveedores de Insumos Agropecuarios (APIA) y la Asociación Boliviana de Proveedores de Insumos, Bienes y Servicios Agrícolas y Pecuarios (Aprisa) condenaron la venta de insumos agrícolas vencidos o caducados y exigen a la Fiscalía una investigación a fondo para esclarecer y dar con los responsables de este ilícito, sean personas o empresas.

Así, el presidente de la CAO, Oscar Mario Justiniano, refirió que el acto indebido va en desmedro del sector productivo que trabaja todos los días, de sol a sol, para garantizar la seguridad alimentaria del país. 

“Esto no es correcto, es un hecho altamente deplorable y como sector productivo acompañaremos las acciones legales emprendidas por el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag). Exigimos a la Fiscalía que se dé con los responsables y culpables de este ilícito y se llegue a sancionar con todo el peso de ley porque esto es un atentado contra la salud pública, el medioambiente y la economía productiva regional”, expresó Justiniano.

Dijo que, como sector agropecuario resaltan las acciones realizadas por el Senasag para controlar la calidad de los insumos que utilizan diariamente las actividades productivas. 

Dejó entrever que desde hace un tiempo vienen solicitando acciones de esta naturaleza debido a que al país ingresan diversos productos de contrabando y eso trae un alto riesgo para la producción y para la salud de la población.

No obstante, Justiniano afirmó que para cumplir un trabajo permanente y con resultados positivos, es necesario la institucionalidad del Senasag, es decir, que no haya inestabilidad funcionaria, porque se trata de una entidad netamente técnica, cuyo objetivo principal es proteger la salud de la población.

Desde Anapo, el presidente Fidel Flores, dijo: "expresamos el rechazo e indignación del sector por el accionar delictivo de empresas y personas involucradas en este esta actividad ilícita que atenta contra la salud, el medioambiente y la economía de los productores. Respaldamos todas las acciones que lleva adelante el Senasag ante la justicia y haremos seguimiento para que se castigue a los responsables”.

Ronald Paz y Eduardo Nostas, presidente de Aprisa y de APIA, respectivamente, rechazaron y repudiaron el acto ilícito que, a juzgar por los dos, no solo daña la salud pública y el medioambiente también deteriora el prestigio de muchas empresas que trabajan de manera responsable para proveer la mejor calidad en cuanto a insumos y tecnología agropecuaria.

Se suman al pedido de una investigación a fondo y que se pongan atención al comercio ilegal de agroquímicos, que, a modo de ver de ambos, es una tarea pendiente.

Comentarios