Escucha esta nota aquí

Las empresas dedicadas a los agronegocios de forma general son optimistas y prevén que en lo que resta de 2019 y el primer trimestre de 2020 aumentará la demanda de semillas para pastura y forraje.

Erland Villagomez, director comercial del Grupo Unión Columbia, explicó que los incendios que se produjeron en la Chiquitania, región ganadera, tendrá un mayor impacto en los pequeños y medianos ganaderos, quienes evidenciarán dificultades para acceder a las semillas para pastura y a rollos de forraje, por el tema financiero.

Sin embargo, Villagomez hizo notar que los grandes productores pecuarios serán el motor del negocio que, a partir de las exportación de carne de res a China y posiblemente desde la próxima gestión a Rusia, demandarán una mayor cantidad de semillas para pastura y también más forraje.

Para que el círculo cierre, el tema de las lluvias es central, así lo entiende Ricardo Jiménez, gerente general de la empresa Todo Forraje, que sostuvo que, si a partir de este mes, cuando se inicia la siembra de semillas para pastura, las precipitaciones son las adecuadas, el producto tendrá mayor demanda.

Jiménez precisó que para recuperar los predios ganaderos afectados por el fuego, la única manera es recurrir a semillas para pastura y en este punto considera que sus ventas se incrementarán un 20%, en relación con 2018, y el primer trimestre de 2019 cuando comercializaron unas 100 toneladas de semillas brasileñas para pasturas.

“En la actualidad una bolsa de 20 kilos de semilla importada tiene un costo $us 150”, dijo Jiménez.

A su vez, Juan Carlos Gutiérrez, jefe de la División Agrícola Ganadera de la compañía Agro Negocios, indicó que la siembra de pasturas está ligada a las lluvias de temporada, por lo que si estas son normales la demanda del insumo será mayor, pero si estas escasean probablemente disminuya.

Gutiérrez hizo notar que la necesidad del insumo puede aumentar debido a que los montes que se quemaron dejaron el suelo raso. En cuanto a forraje seco, precisó que para evitar la muerte de reses o que estas pierdan peso deberán consumir ese insumo lo que significará un aumento de su demanda.

 

Lectura ganadera

Desde la Federación de Ganaderos de Santa Cruz (Fegasacruz), puntualizaron que el sector en su conjunto se verá afectado y que sin duda los pequeños y medianos productores sentirán con mayor fuerza los efectos de los incendios por lo que será necesario un trabajo conjunto del Gobierno y de la Gobernación cruceña para asistir a los ganaderos, especialmente en el tema alimentario.

Ricardo Gutiérrez, director de Extensión Rural de la Secretaría de Desarrollo Productivo de la Gobernación de Santa Cruz, sostuvo que se sigue evaluando las pérdidas del sector y que el objetivo, con los recursos disponibles, es ayudar con semillas de pastura y forraje seco.

Nelson Pedraza, gerente de la Asociación de Ganaderos de Concepción, confirmó que los pequeños y medianos productores de esa zona son los más golpeados y que urge un plan de ayuda alimentario para el ganado.